Besos en Manhattan

Besos en Manhattan de David Schickler es un libro de relatos entrecruzados sobre las complejas y siempre desconcertantes relaciones humanas en una urbe moderna.

Por Milos de Azaola, escritor y poeta autor del libro de poesías Geografía del corazón: http://www.emooby.com/es/books/view/111


Sus relatos captan a la perfección el espíritu de la gran ciudad, describiéndonos los anhelos más íntimos de sus habitantes, urbanitas solitarios en busca del amor (o de algo que se le parezca). Los personajes del libro son en su mayoría vecinos de un mismo inmueble, el Preemption, un edificio gótico que parece sacado de una película de Roman Polanski, al que no le faltan ni las gárgolas amenazadoras ni los caseros enigmáticos.

Por las páginas repletas de ironía de esta obra desfilan individuos de lo más variopintos, como James Branch, un tímido contable que no sabe relacionarse con las mujeres y que, a falta de amigos, se pasa las noches hablando con el ascensor del Preemption; Patrick Rigg, un joven yuppy de Wall Street traumatizado por la muerte de su hermano, con todo un harén de mujeres a las que seduce y ata a la cama; Rally McWilliams, una escritora de libros de viajes que, aunque se haya recorrido medio mundo, sigue sin encontrar a su príncipe azul, topándose por el camino con un príncipe de las tinieblas; Nicole Bonner, una alumna brillante descendiente de una antigua familia de los Cárpatos que acosa a su aburrido profesor de literatura para casarse con él; Jeremy Jax, un cómico sin sentido del humor que, al disfrazarse de ratón en una ridícula obra de teatro, descubre que en realidad es un existencialista ruso; Thomas Merchant, un sacerdote católico cuya ultrasensible nariz capta siempre el olor a azufre del Demonio, el cual campa a sus anchas por la gran ciudad disfrazado de tiburón de las finanzas; o Leonard Bunce, un solterón amargado por su marca de nacimiento, que en vez de acostarse con las mujeres a las que desea, prefiere acostarse sólo con las que le parecen fáciles, aunque no sienta nada por ellas…

Con frecuencia divertido y sorprendente, pero también perverso, el libro de Schickler nos muestra un Nueva York extraño y surrealista, una ficción que parece superar a la realidad, o que tal vez describe mejor ésta que las novelas pretendidamente realistas. La Manhattan de Schickler tiene mucho de Gran Manzana del Edén, de paraíso urbano amenazado por el Maligno, en el que encontrar muchas Evas con ganas de pecar (de hecho, una de las mujeres tentadas en estas páginas se llama Eva…).

Su autor nos describe un Nuevo Mundo que recuerda poderosamente a la vieja Europa. A las puertas del siglo XXI, la Nueva York de estos cuentos es un lugar extrañamente medieval en muchos aspectos, con ritos de iniciación, supuestas brujas de ojos verdes temidas por sus vecinos, un herrero enigmático dueño de un tesoro increíble, un cura irlandés con percepción extrasensorial, un conde transilvano convertido en yuppy con una biblioteca de grimorios que no se ha molestado en leer, un misterioso músico callejero cuyas canciones resultan ser oráculos, un conserje inquietante poseedor de un tercer ojo, una mujer sensual que sólo busca un hombre-bestia que la posea (a ser posible con pezuñas y cabeza de macho cabrío), tapices que describen la caza del unicornio, un laberíntico club nocturno semejante a una galería de cuevas en el que se celebran extrañas ceremonias paganas, un lúgubre castillo (el Preemption, claro está), y un restaurante con mucho de taberna, en el que confluyen gran parte de los personajes del libro, pues siempre tiene que haber un reposo del guerrero…

En un momento dado, Nicole Bonner le dice a Douglas Kerchek, su profesor de literatura: ¿Sabía usted que hace siglos una joven solía casarse y tener su primer hijo a los catorce años? A lo que él responde: No estamos en el medievo, Nicole. Ni siquiera has empezado la universidad. Pero Douglas verá que para los Bonner los tiempos no han cambiado tanto...

El amor suele encontrarse de la forma más inesperada, como comprueban siempre los personajes de estos retorcidos cuentos de hadas. Y lo que empieza siendo una fiesta de Nochevieja en la que uno se siente fuera de lugar, puede terminar convirtiéndose en algo maravilloso… aunque luego el Año Nuevo te reserve sorpresas desagradables en forma de ex celosos y uno tenga que enfrentarse al Mal.
 

COSAS MEDIATIKAS

 

Contacto

IN-MEDIATIKA

NOTICIAS ONLINE

Con nosotros

Nuestro Equipo

17.11.2011 00:00
Contamos con un equipo de profesionales con muchas ganas de ofrecerte los mejores artículos y fotografías online. Desde la más rabiosa actualidad, proyectaremos juntos una nueva forma de informarse más ágil, directa y dinámica. Con una imagen muy actual te ofrecemos una revista donde te será...

Nuestros Clientes

17.11.2011 00:00
Te invitamos a conocer las ventajas de publicitarte en IN-MEDIATIKA: MUY VISUAL Y DE FÁCIL NAVEGABILIDAD Navegar en IN-MEDIATIKA és muy fácil. Con un solo menú, el lector tiene acceso a la sección que más le interese, sin perderse por el camino. Tu producto o negocio se relacionará...