DIANDRA DOUGLAS: “Cameron me pregunta por Mallorca y por s’ Estaca”

 

Diandra Douglas y sus tres hijos han puesto punto final a las vacaciones en s’ Estaca, que iniciaron el pasado 18 de julio.

Antes de emprender viaje de regreso a Estados Unidos, nos invitó a visitarla en su casa mallorquina, donde hablamos sobre su presente y el futuro más inmediato. Y hablamos, como no de una de las cosas que más la apasiona: la Serra de Tramuntana,  a la que desde que era una niña defendió por encima de otras muchas cosas. Porque Diandra, como ya saben  muchos, pasó su infancia y adolescencia en Mallorca, muy cerquita de donde ahora viven, en plena Serra de Tramontana, a la que siempre mostró su respeto y admiración.

Diandra, que se ha pasado gran parte del día preparando el regreso a Nueva York, que emprenderá al día siguiente,  a hora temprana,  nos ofrece café y pastas,  y nos regala tres botellas, dos de vino Catalina Homar y una de cava del mismo nombre, que elaboran en la finca. De cosecha propia, vamos.

Mientras tanto, a través de los ventanales, observamos como el sol va camino de su ocaso.

 

 

—¿Qué opina sobre que la Serra de Tramuntana haya sido declarada Patrimonio de la UNESCO?

—Estoy muy contenta, sobre todo por los mallorquines y por quienes desde siempre hemos luchado por su conservación. Es mérito de la gente de Mallorca

 

—Tengo entendido que durante estas vacaciones ha estado trabajando en una proyecto de una escuela que tiene que ver con la Mallorca sostenible

—Sí, es sobre un proyecto de Guiem Ferrer, uno de los diseñadores de Camper, que está totalmente involucrado en Mallorca sostenible. El considera que, como casi todo lo que nos comemos lo importamos, y que  como las importaciones dependen del precio de petróleo, como  suba  este, subirá también el precio de los alimentos, por lo que hay que buscar una solución, que no es otra que enseñar a las nuevas generaciones a tener su pequeño huerto, sus gallinas, etc. , como tenían sus antepasados y así poder hacer  frente a la crisis y a mismo tiempo poder mantener viva una parte de nuestra cultura. Por ello pienso que hay que apoyar a Guiem para que desarrolle ese proyecto, que será en beneficio de todos.

—Imagino que una de las primera cosas que hará cuando llegue a Estados Unidos será viajar a Pensilvania, a visitar a Cameron, que sigue cumpliendo condena..

—Por supuesto que será de las primeras cosas que haremos mis hijos, que son sus hermanos, y yo. Haremos  como cuando estaba en la cárcel de Nueva York, donde los cuatro le visitábamos cada jueves por la tarde, o desde que está en Pensilvania, a donde vamos cuando nos dan permiso para estar con él. Y… El día de mi cumpleaños lo quise pasar con él y pude, pudimos hacerlo… Fue un día muy especial. Los cinco allí,  juntos…

 

—¿Sus hijos le han preguntado a Cameron por qué está ahí, encerrado?

—Se lo preguntaron, sí. Y él se lo explicó. Les  dijo que si en la vida haces algo que no debes hacer, tarde o temprano has de pagar por lo que has hecho. «Y yo lo estoy pegando».

—¿Te pregunta sobre Mallorca?

—Muy a menudo me pregunta. Me pregunta por Mallorca y por s’ estaca. Luego me dice que algún día regresará a la isla donde creció para volverla a disfrutar. De ella guarda muchos recuerdos, algunos imborrables.

 

Sobre uno de los muebles del gran salón en que nos encontramos, junto a otras fotografías entrañables para ella –entre ellas ninguna ni de Michael, ni de Zeta Jones ni de los hijos de ambos. Como si nada tuvieran que ver con aquel lugar-  esta una, en blanco y negro, enmarcadas como el resto en la que aparecen una bellísima Diandra vestida de blanco y a su lado un niño, Cameron, también sentado. “Nos la hicimos a poco de comprar s’ Estaca. Está hecha ahí abajo, en el pequeño puertecito. Por eso lo digo, él está muy ligado a este lugar. Por eso quiero que esta cas sea para él”.

 

-¿Cómo le ve?

-Le veo muy responsable y muy resignado. El ha confesado públicamente que es responsable de cuanto a hecho. Lo asume. Y eso es bueno.

 

-Y él, ¿cómo lo está llevando?

-Pues imagíneselo. Procura ser fuerte aunque por otra parte es consciente de que está perdiendo los mejores años de su vida, años que difícilmente recuperará. Pero vamos a tener confianza y esperar

—En una ocasión usted manifestó que  le gustaría que s’ Estaca fuera para Cameron. ¿Sigue pensando igual?

—Por supuesto que sí. Totalmente. Mi deseo es que s’Estaca sea para Cameron. Espero que su padre también lo vea así. Yo me he criado al lado de s’ Estaca, por eso la compramos. Luego, durante once años, la he estado restaurando, piedra a piedra. Y además de todo esto, Cameron llegó a s’ Estaca siendo un niño, creció en ella, aquí se fue haciendo mayor, de ella guarda recuerdos imborrables... Por eso creo que tiene todo el derecho a heredarla. Yo, ni por todo el dinero del mundo la vendería, porque, repito, tiene que ser para él.

 

—No se si lo sabe, pero Rupert Murdoch ha estado en Mallorca. Y, por lo que sé, Murdoch parece que es más amigo de Michael que suyo. Lo digo por como la puso de mal uno de sus diarios, The New York Post, publicando, poco más o menos, que  por  su culpa Cameron estaba en la cárcel...

—Como sabe, Murdoch es dueño de muchos medios de comunicación -Diandra recita más de media docena de ellos, entre otros, cadenas de televisión, radio y hasta tres satélites-, entre los que está Twenty Century Fox Movies Studio, que produjo Wall Street II. Naturalmente, a Murdoch le interesa más que Michael,  no porque fuera amigo suyo, que no lo es, sino porque forma parte del negocio, saliera bien parado del asunto de Cameron, porque así, con una buena imagen puede vender más entradas que si la tuviera mala. Por eso hizo que yo, como no tengo nada que vender,  fuera la mala ante la opinión pública, publicando lo que publicó y  atacándome como me atacó.

 

-Se le echa en cara el que siga pleiteando con Michael sobre los derechos de Wall Street II

-Hay un contrato y este me da la razón. Y yo solo reclamo lo que considero que me pertenece. No quiero nada esta –-Este verano, cuando hablamos con su ex y le preguntamos si era cierto que le había colgado el telefóno cuando usted la llamó interesándose por su estado, dijo que no se acordaba

 -Pues,  que raro, ¿no? Porque si él está seguro de que no le he llamado, nunca podrá decir que no recuerda que no le he llamado, sino que dirá que nunca me llamó.

 

 Pedro Prieto

(texto y fotos)

COSAS MEDIATIKAS

 

Contacto

IN-MEDIATIKA

NOTICIAS ONLINE

Con nosotros

Nuestro Equipo

17.11.2011 00:00
Contamos con un equipo de profesionales con muchas ganas de ofrecerte los mejores artículos y fotografías online. Desde la más rabiosa actualidad, proyectaremos juntos una nueva forma de informarse más ágil, directa y dinámica. Con una imagen muy actual te ofrecemos una revista donde te será...

Nuestros Clientes

17.11.2011 00:00
Te invitamos a conocer las ventajas de publicitarte en IN-MEDIATIKA: MUY VISUAL Y DE FÁCIL NAVEGABILIDAD Navegar en IN-MEDIATIKA és muy fácil. Con un solo menú, el lector tiene acceso a la sección que más le interese, sin perderse por el camino. Tu producto o negocio se relacionará...