Joan Riera Ferrari, artista y coleccionista de arte.

El gran artista mallorquín, con ascendencia italiana, Joan Riera Ferrari, ha abierto las puertas de su casa y su estudio en Manacor a los organizadores del Festival Internacional de Fantasía, Ciencia-Ficción y Terror MALLORCA FANTÀSTICA.

 

Joana Pol, Biel Pol y Sandra Llabrés, principales impulsores del Festival Mallorca Fantàstica, admirando las obras de Riera Ferrari.

 

Viendo la magnífica casa, el espléndido jardín, y todo cuanto envuelve a Joan Riera Ferrari, uno se percata de que es un hombre al que le gusta rodearse de las cosas más bellas, aunque durante la conversación surge el matiz del dolor, porque Joan es un hombre que ha tenido que afrontar duras pruebas en su vida, y su estado de ánimo se refleja irremisiblemente en su obra, dotándola si cabe de más belleza. Sin duda su afán por rodearse de hermosura, incluso en su colección privada de arte, es uno de los matices que lo convierten en un artista tan grande, un artista cuya obra a ciencia cierta prevalecerá en el tiempo. Porque sólo alguien capaz de apreciar la belleza de las obras de arte ajenas de todos los tiempos pasados y presentes puede ser un artista íntegro y honesto, honesto consigo mismo y con su propia obra.

 

 

Diversas obras del genial artista.

 

Antoni Tugores escribía hace unos años sobre Riera Ferrari que toda la obra de este artista tiene mucho que ver con un pensamiento de Picasso: “Sólo ha de pintarse aquello que se ama”. Y a los pocos minutos de nuestro encuentro, al preguntarle dónde encuentra principalmente su inspiración, Riera Ferrari sonríe y nos contesta precisamente con esta frase.

 

 

Joan Riera Ferrari.

 

Joan es de los pocos sibaritas auténticos que he llegado a conocer. No es una persona que se adhiere a las modas, o simplemente snob como tantos hoy en día: es terriblemente sincero, elegantemente crítico con lo que no le gusta, y generoso con la belleza y la excelencia, proceda de donde proceda y de la era que sea. Ese sibaritismo se reconoce también en sus obras: es perfeccionista hasta la obsesión, no sólo con el aspecto final de sus obras, sino en su perdurabilidad. Lo he visto someter a cuadros maravillosos a terribles pruebas de resistencia, sin piedad alguna. Ha destruido obras bellísimas, sólo porque no pasaban la “prueba de los cuatrocientos años”, que realiza con potentes máquinas de agua a presión. Sólo las que triunfan sobre tan duras pruebas son dignas de llevar la gran firma Riera Ferrari. 

 

 

En este reportaje se hace un pequeño repaso a la trayectoria de este gran artista mallorquín, con pequeñas pinceladas de su biografía, y se hace eco de la gran versatilidad de Joan Riera Ferrari como artista, no sólo como pintor y escultor, sino como diseñador de espacios interiores y exteriores, e incluso de pequeñas grandes joyas con sus Bestioles Mediterrànies. (clic para ver video)

 

 

Uno de los mágicos rincones del jardín en casa de Riera Ferrari.

 

Además, agradecemos al artista que nos acogiera en su maravilloso hogar y su estudio, y damos fe de que es un magnífico anfitrión!

 

 

RIERA FERRARI – TRAYECTORIA ARTÍSTICA.

 

Joan tuvo una infancia dolorosa y triste, pues con apenas 8 años perdió a su madre. Confiesa que no volvió a ser auténticamente feliz hasta que se mudó a Barcelona, con 20 años, para estudiar Bellas Artes en la Escuela Superior de Bellas Artes Sant Jordi, y tuvo como compañeros, entre otros, reconocidos artistas como Joaquím Torres Lladó, Jaume Rosselló, Tino Castanyer, Daniel Codorniu, Arranz Bravo y Bertolozzi.

 

Fue en Barcelona, en 1967, donde ganó sus primeros premios como pintor, y acabada la carrera regresó a Mallorca, y se instaló en Manacor. Se independizó económicamente, y llevó a cabo su primera exposición en la Galería Drac de Manacor, dedicándola a Federico García Lorca. Y muy poco después organizó su primera exposición internacional, en la Galería Charbonel de Helsinky.

 

Ya desde tan joven mostraría su espíritu pionero y rompedor, y protagonizó en 1969 la primera instalación artística en Mallorca, en la parroquia de Manacor, donde la colocación de una figura de Cristo en la cruz con los pies en el aire provocó una gran polémica. Por entonces trasladó su residencia a Cala d’Or, donde amplió su trayectoria artística, dedicándose a la arquitectura y la decoración. Entre otros, diseñó los hoteles Tucan, Cala D’Or Garden, Stella Maris (hoy Robinson Club), y rehabilitó muchos hoteles y casas particulares.

 

En los años 70 desarrolló una serie pictórica sobre Ibiza, realizó varias exposiciones en Mallorca, y viajó por toda Europa, conociendo Venecia, ciudad a la que retornará sucesivamente y que será la inspiración de una importante serie de cuadros.

 

Además de sus actividades artísticas, inauguró el mítico local de ambiente oriental Shamas, y abrió la galería Picarol en Cala D’Or, donde se expondría la obra de jóvenes talentos, entre ellos Miquel Barceló.

 

Los años siguientes son para Riera Ferrari una intensa sucesión de exposiciones internacionales, con su arte siempre en constante evolución, dejando de lado incluso series tan exitosas como los cuerpos desnudos envueltos en finas telas, para explorar nuevas técnicas.

 

Joan Riera Ferrari fue innovador incluso al crear el Estudi Joan, un local en la Marina de Cala D’Or, que funcionaba como galería de arte y café. Era una idea nunca vista antes en Mallorca, y ampliamente imitada después.

 

De la mano del importante marchante de arte Joan Oliver “Maneu”, con quien trabajó hasta 1990, ha participado en grandes ferias de arte internacionales, como ARCO en Madrid, y expuso en el Center de TV SPI de Berlín, en el Centro de Ciencias y Artes de Munich, y realizó un importante calendario para la Banca March donde en cada mes del año representaba una de las fiestas más destacadas de Baleares, y cuya exposición de las obras originales recorrió toda Baleares.

 

Tras los cuadros inspirados en Venecia, inició en 1988 una serie de Vells Vaixells, caracterizada por su gran riqueza cromática con la que representaba la agonía de barcos en decadencia. Ambas series constituyen el inicio de la reflexión del artista sobre el paso del tiempo destructor.

 

Por entonces realiza la serie titulada Mediterránea, una exaltación de la naturaleza donde abunda el azul intenso.

 

Más tarde iniciará la serie Referencias Americanas, una de las más complejas del artista, con elementos iconográficos de los pintores americanos más conocidos a los que añade referentes europeos.

 

A ésta seguirá la serie Eros y Thanatos, presentada en la Galerie Bastien Art de Bruselas, y donde establece una constante confrontación de símbolos y conceptos clásicos en nuestra cultura, como la vida y la muerte.

 

Poco después compra una finca en Sa Canova y convierte unas antiguas vaquerizas en la hermosa casa donde vive hoy en día y cuyas puertas ha abierto Joan a In-mediatika Magazine, y donde trabaja desde entonces hasta el día de hoy en un inmenso estudio, algunos de cuyos secretos nos desvela.

 

Tras su serie Hijo del Sol, formada por hombres con relojes azules, Joan inicia su famosa temática de las rocas, que empieza con la Serie Tramuntana. Con los años profundizará en esta idea, aportando una visión innovadora y muy personal del diálogo que se establece entre la materia, las rocas, el mar y la luz. Esta temática adquiere un gran valor por su originalidad, pero también por la gran densidad conceptual que con el tiempo adquiere la obra.

 

A principios de los 90 Riera Ferrari inicia un periplo artístico por América del Norte. Expondrá en la Hartley-Hill Gallery de la ciudad californiana de Carmel, y en la Bill Kroessing Gallery de Los Ángeles.

 

Tras numerosas exposiciones en Mallorca, España y Europa, participará en Sa Llonja en la exposición 100 años, 100 pintores, y más tarde el Consell de Mallorca organiza una exposición retrospectiva en el Centro Cultral la Misericordia bajo el título Retorn a Sempre, y en el 95 participa en la feria Artesantander con la Galería Ra del Rey e inaugura la Galería Ra del Rey de Madrid con la exposición Al Otro Lado, todo ello aderezado de varias exposiciones en España y Francia.

 

1996 fue el peor año de su vida. Las muertes de su segunda madre, sus tías María y Magdalena, siete amigos de Cala D’Or y sus grandes amigos Miquel Àngel Riera y Agustí Valero genera en el artista una gran desolación que se refleja en su obra, con paisajes marinos oscuros en una serie completamente negra. No obstante, no deja de cumplir sus compromisos artísticos y sigue exponiendo en Barcelona, Madrid, Alemania, Santander y Pollença, y a finales de los 90 participará en la Feria Internacional de Arte Roma, en la primera Feria de Barcelona Art Expo, en Arte Sevilla, Arte Santander y Artexpo, y dona su obra  Mar i Roques, a Joan Antoni Samaranch para el fondo de arte del Museo del Comité Olímpico Internacional de Lausane (Suiza).

 

Tras recibir el Premio Amics de l’Art, protagonizará una muestra para celebrar los 100 años l’Associació Cultural S’Agrícola de Manacor.

 

En el año 2000 inaugura la Galería Marimón en Can Picafort con una exposición colectiva, y participa en Art Expo con las galerías Ra del Rey, Gemma Gimeno y Gothsland. Se inicia una gran colaboración y amistad con el propietario de esta última, Fernado Pinós, y este mismo año la Feria de Barcelona adquiere una obra de Joan de gran formato para su sede. También inaugura la nueva sede que el Institut d’Estudis Catalans ha abierto para exponer su fondo de arte en Barcelona.

 

En 2002 protagoniza su primera exposición individual en Gothsland de Barcelona, y repasa toda su trayectoria artística en el Edificio s’Excorxador de Porreres, y salen del fondo del mar sus Bestioles Mediterrànies de las que se realizaron 37 grabados y 5 HC que se entregaron a las primeras autoridades de la Isla. La tirada está agotada.

 

En los años siguientes expone en Can Janer de Inca, ilustra el libro Memoria Gastronómica de Mallorca de Antonio Tugores, y expone por primera vez sus Piedras Imaginarias, que obtiene un gran éxito. La Universidad Politécnica de Valencia adquiere un obelisco del artista de 7 m. de altura, integrado por viejos ordenadores y teléfonos móviles, que puede contemplarse en el parque de esculturas de los jardines del campus, y otro de sus obeliscos es adquirido por Manacor para ser instalado en la rotonda de entrada del municipio mallorquín.  También reunirá su colección de paisajes para una exposición itinerante bajo el título Retorn a Sempre, por Centre Cultural Ca’n Pere Ignaci de Campos. Nit de L’Art a L’ Espai Ramon Llull de Palma. Ca’n Gelabert de Binissalem i l’Espai Mallorca de Barcelona.

 

En 2006 inaugura en la Galería Art Estació de Manacor una colectiva con Joan Bennàssar y Cristina Escape, y participa de forma monográfica en la feria de Arte Madrid por la Galería Marimón; también inaugura una colectiva con el ceramista Ernesto Rodríguez, en la galería Camí del Mar de Manacor, y expone en Galería Art Estació,  Galería Gothsland de Barcelona y en la “nit de l’Art” en las dos salas de Joan Oliver Maneu. En este año viaja de nuevo a Egipto y Grecia, países inspiradores para él durante el nuevo siglo.

 

En los últimos años, además de realizar varias exposiciones, y recibir el Premio Ramon Llull por su trayectoria artística, realiza en colaboración con la ONG Llevant en Marxa, una subasta de arte, A l’Auba, en beneficio de Etiopía, para la construcción de pozos de agua. Todas las obras subastadas eran de artistas reconocidos de la colección privada de Joan. A la fiesta acudió medio millar de personas y se recaudaron unos 120.000 euros. Este carácter solidario del artista se manifestará en nuevas subastas, y la revista In-Mediatika Magazine ha sido invitada a cubrir la próxima, que tendrá lugar a finales de julio.

 

 

 

  

Reportaje: Joana Pol y Biel Pol

Fotografías: Giselle Palou.

Fuentes: In-Mediatika Magazine y www.rieraferrari.com

 

COSAS MEDIATIKAS

 

Contacto

IN-MEDIATIKA

NOTICIAS ONLINE

Con nosotros

Nuestro Equipo

17.11.2011 00:00
Contamos con un equipo de profesionales con muchas ganas de ofrecerte los mejores artículos y fotografías online. Desde la más rabiosa actualidad, proyectaremos juntos una nueva forma de informarse más ágil, directa y dinámica. Con una imagen muy actual te ofrecemos una revista donde te será...

Nuestros Clientes

17.11.2011 00:00
Te invitamos a conocer las ventajas de publicitarte en IN-MEDIATIKA: MUY VISUAL Y DE FÁCIL NAVEGABILIDAD Navegar en IN-MEDIATIKA és muy fácil. Con un solo menú, el lector tiene acceso a la sección que más le interese, sin perderse por el camino. Tu producto o negocio se relacionará...