Mallorquines traidores.



Biel Pol: Joana, ¿por qué estás afilando una katana? Espero que no tenga nada que ver con lo ocurrido esta mañana en Facebook con esos anticatalanistas.

Joana Pol: Hermanito, tranquilo, que no tiene nada que ver. Para lidiar con fanáticos de cualquier tipo me basta mantener afilada mi lengua.

B.P.:  No me cabe la menor duda, demonio de mujer: ¡tu lengua puede ser un arma de destrucción masiva! Siempre y cuando la cargues con esa buena munición que almacenas en tu cerebro. Lástima que no pude ver la batallita, pues me contaron que fue épica. Por lo visto estabas promocionando tu Demonios de Formentera en un grupo anticatalanista, y todo empezó porque te acusaron de no tener una versión baleárica.

J.P.: Así fue. Pensé que ya que me habían incluido en ese grupo sin permiso podría promocionar en su muro mi Dimonis de Formentera, puse el link hacia el libro gratuito en Google Libros, y por lo visto unos cuantos se lo bajaron y empezaron a decirme que no estaba escrito en balear, sino en catalán.

B.P.: Les dirías que el mallorquín es un dialecto del catalán, y que en el libro aparecen palabras y expresiones de uso exclusivo en Mallorca, ¿verdad?

J.P.: ¡Claro que lo hice! Y un gracioso me dijo que no presumiera de mallorquina, porque no utilizaba el artículo salado. ¡A mí, que tengo la tensión alta y debo moderarme con el uso de la sal!

B.P.: Bromas aparte, Joana, ¿es que ese señor no sabe que el mallorquín escrito usa preferentemente el artículo literario?

J.P.: Pues al parecer no lo sabía, pero ahora ya lo sabe porque se lo dije; le informé de que en una novela de las características de Dimonis de Formentera no se podía usar el mallorquín coloquial, que hubiera chocado mucho con el uso de un texto culto. Entonces apareció un mameluco que me llamó “catalanista”, “traidora”, y dijo que por culpa de gentuza como yo nuestra lengua mallorquina está siendo asesinada.

B.P.: ¿Sabes que existe una Acadèmi de Sa Lléngo Baléà?

J.P.: También llamados “gonellistas”, sí, lo sé. En 2005, la asociación presentó en público la nueva Gramàtica Normativa d’es Baléà, supuestamente siguiendo la tradición de las Gramáticas Mallorquinas de Juan Pep Amengual de 1835 y 1872, la gramática Menorquina de Julio Soler, la lexicografía del diccionario de Menorquín de José Hospitaler y del diccionario de ibicenco de Tòni Ribas Marí. Sin embargo, el uso de tales prescripciones ortográficas es marginal y prácticamente reducido a la propia asociación, y  las citas de filólogos a tal documento son inexistentes.

B.P.: Me imagino que si los llamaste gonellistas la discusión subiría de volumen.

J.P.: Bueno, en realidad fue peor cuando uno me ofreció la “ayuda” de la susodicha Acadèmia para escribir mi libro “correctamente”. Les dije que todas las lenguas del mundo tienen su versión coloquial, que es la que usamos en familia y en la calle, y su versión escrita, y que el lenguaje oral admite todo tipo de licencias, pero el lenguaje escrito debe regirse por unas normas que lo estandaricen. Como el andaluz: por mucha personalidad propia que tenga, un andaluz puede pronunciar "zordao", pero si no es un ignorante escribirá "soldado". Tal parece que algunos se hacen gonellistas precisamente porque no saben escribir correctamente ni el catalán ni nuestro dialecto mallorquín, que por supuesto utiliza la gramática catalana pero tiene numerosas características propias. ¿Tú te imaginas a un tío tocando de oído El concierto para piano n.º 3 en re menor, opus 30 de Serguéi Rajmáninov,  porque no quiere aprender solfeo, mientras critica al que lo hace con la partitura delante, es decir, según las reglas? ¿Quién contribuye mejor a la supervivencia de la buena música, el que aprende solfeo o el que arremete contra esas normas? Les dije que el dialecto mallorquín es mucho más rico en modismos, expresiones y vocabulario que el de catalán de Barcelona, precisamente porque somos una suma de muchas culturas. Dije que yo hablo el mallorquín de mis padres y de mis abuelos, y que lo escribo lo mejor que puedo precisamente porque amo mi lengua y quiero que perviva.

B.P.: Estoy contigo: yo también amo mi cultura e intento compartirla, no mutilarla. Y creo que la postura de muchos gonellistas es política y no cultural,  y que el anticatalanismo del que hacen gala algunos le hace un flaco favor a nuestra cultura.

J.P.:  Yo también toqué ese tema del anti-catalanismo. Ya sabes que yo odio lo "anti", yo apuesto por lo "pro". Les dije que en su grupo facebookero de quinientos y pico "defensores" no hay NI DOS que escriban el mallorquín igual, simplemente porque no saben escribirlo, y que si supieran lo demostrarían; dije que quien escribe como un ignorante parece un ignorante, y que yo tenía derecho a defender mi amada lengua contra los que ni siquiera se molestan en aprender a escribirla correctamente.

B.P: ¿Y cómo terminó el debate?

J.P.: ¿Cómo terminó? ¡Me echaron a patadas del grupo y me han bloqueado! Además, no me dejan cantar en el karaoke. ¡Y eso que aún no les había dicho lo que opinaba sobre el hecho de enterrar la cultura bajo la vulgar política!

B.P.: ¡Eres diabólica!

 

 

COSAS MEDIATIKAS

 

Contacto

IN-MEDIATIKA

NOTICIAS ONLINE

Con nosotros

Nuestro Equipo

17.11.2011 00:00
Contamos con un equipo de profesionales con muchas ganas de ofrecerte los mejores artículos y fotografías online. Desde la más rabiosa actualidad, proyectaremos juntos una nueva forma de informarse más ágil, directa y dinámica. Con una imagen muy actual te ofrecemos una revista donde te será...

Nuestros Clientes

17.11.2011 00:00
Te invitamos a conocer las ventajas de publicitarte en IN-MEDIATIKA: MUY VISUAL Y DE FÁCIL NAVEGABILIDAD Navegar en IN-MEDIATIKA és muy fácil. Con un solo menú, el lector tiene acceso a la sección que más le interese, sin perderse por el camino. Tu producto o negocio se relacionará...