MUNDOS ALTERNATIVOS

 

Por Milos de Azaola, autor de   Geografía del corazón  : http://www.emooby.com/es/books/view/111

 

En la literatura caben todo tipo de mundos surgidos de la imaginación humana, como demuestran géneros tan populares como la fantasía épica o la ciencia ficción… pero no todos esos mundos son planetas exóticos habitados por extraterrestres con antenas, o reinos mágicos con elfos de orejas puntiagudas. Algunos de ellos son universos extrañamente parecidos al nuestro, pero al mismo tiempo distintos, que, como espejos cóncavos o convexos, nos devuelven un reflejo deformado de la Tierra. Realidades alternativas, diferentes a la que estamos acostumbrados, que nos hacen ver que otros mundos son posibles y están a la vuelta de la esquina.

Dentro de la ciencia ficción hay incluso todo un subgénero sobre realidades históricas alternativas, el de las Ucronías, que especula con cómo sería el mundo actual de haberse desarrollado de forma distinta un acontecimiento crucial del pasado.

A continuación hablaré de algunas de las obras más relevantes que ha dado la literatura en lo que a universos alternativos se refiere. Abran bien los ojos, pues hay otros mundos y están en estas páginas... (¿No fue eso lo que dijo Lord Byron? ¿O fue Baudelaire?).

 

El hombre en el castillo – Philip K. Dick

La novela que hizo famoso a Dick, ambientada en un mundo en el que los nazis y los japoneses han ganado la Segunda Guerra Mundial y se han repartido los Estados Unidos. Pero ese universo alternativo fascista tiene una pequeña falla que puede causar un gran terremoto: en él vive un misterioso escritor, autor de un libro llamado El hombre en el castillo, en el que los nazis pierden la guerra… algo que no hace ninguna gracia a las autoridades, claro está.

Hay otras obras de ciencia ficción que especulan con un tema tan jugoso como es la victoria de los nazis en la Segunda Guerra Mundial, como por ejemplo Hitler victorioso de Gregory Benford o El cuerno de caza de Sarban. Norman Spinrad dio un paso más, imaginándose en El sueño de hierro a un Hitler emigrado a Estados Unidos y ejerciendo de escritor de ciencia ficción de segunda fila (¿se inspiraría en el caso de L. Ron Hubbard?). Otra ucronía relacionada con la Segunda Guerra Mundial sería la famosa película de Quentin Tarantino Malditos bastardos.

 

Los tres estigmas de Palmer Eldritch – Philip K. Dick

Otra buena dosis de paranoia dickiana. Las drogas son muy malas, y si nos aprisionan en paraísos artificiales más. ¿Qué pasaría si un camello demoníaco se convirtiera en el amo del universo, extendiendo su nociva mercancía como un virus e infectando todo el cosmos…? Estremecedor libro sobre las realidades alternativas en las que pueden meternos según qué sustancias, de manos del autor que mejor supo jugar con el tejido del universo, haciéndonos dudar sobre la naturaleza de la existencia. Aviso: este escritor engancha, y los efectos secundarios pueden ser de lo más peculiares.

 

Universo de locos – Fredric Brown

El protagonista de esta irónica obra, una de las más trepidantes novelas de ciencia ficción jamás escritas, es precisamente un director de revistas de ciencia ficción que, un buen día, se ve transportado a un universo paralelo. En un principio, el mundo al que va a parar parece muy similar al nuestro, pero a medida que avanza la historia se va revelando más distinto e inquietante, con unos Estados Unidos dominados por la paranoia de la amenaza alienígena (se nota que Brown escribió su obra al comienzo de la Guerra Fría). Lo primero que hace el protagonista al aterrizar en ese universo de locos es comprobar si sus revistas siguen existiendo. Suspira de alivio al ver que sí, pero se lleva un susto al descubrir que ya no es el director y que a partir de entonces tendrá que dedicarse al ingrato oficio de escritor… si ya es chungo no llegar a fin de mes, ¡imagínate con todo el mundo persiguiéndote!

 

El Campeón Eterno – Michael Moorcock

Casi todas las historias de Moorcock están más o menos relacionadas entre sí, ambientadas en universos paralelos que forman parte de un mismo Multiverso, y protagonizadas por héroes que en realidad son distintas facetas del mismo Héroe arquetípico… el famoso Campeón Eterno, que va saltando de un universo a otro resolviendo entuertos, labor estresante que en el fondo no le hace demasiada gracia. El Campeón Eterno tiene muchos nombres: Erekosë (protagonista de este libro), Dorian Hawkmoon (héroe de El bastón rúnico, obra ambientada en un universo dominado por el perverso Imperio de Granbretán), Elric de Melniboné (tal vez el personaje más famoso de Moorcock), etc., pero un solo objetivo: restablecer el equilibrio cósmico. Esta novela, una de las mejores de su prolífico autor, es la obra ideal para introducirse en el fascinante y poliédrico Multiverso de Moorcock, donde ni los héroes son tan blancos ni los villanos son tan negros.

 

El aprendiz de mago – L. Sprague de Camp y Fletcher Pratt

¿Y si los reflejos de los mundos paralelos al nuestro se nos aparecen en éste bajo la forma de mitos y leyendas? ¿Y si fuera posible acceder a esos mundos mediante el empleo mágico de la lógica matemática…? Eso es lo que hacen el psicólogo Harold Shea y sus amigos en este hilarante libro, introduciéndose en dos universos fantásticos: primero, en el de la mitología nórdica, poblado de dioses y gigantes; y más tarde, en el delirante mundo de la Reina de las Hadas de Spenser. En la segunda parte, El aprendiz se hace mago, Shea y sus colegas no se quedan cortos, viajando al Orlando furioso de Ariosto (al que pondrán todavía más furioso), al Kalevala finlandés y al ciclo mitológico celta de Cuchulainn. ¡Toda una odisea!

 

El tapiz de Malacia – Brian Aldiss

Una de las mejores novelas sobre universos alternativos. En sus páginas, Aldiss teje un tapiz fascinante, creando un mundo enigmático que recuerda poderosamente a la Italia del Renacimiento… con la peculiaridad de que la humanidad que lo habita desciende de los dinosaurios. Estos curiosos humanos se asemejan a nosotros en muchas cosas, pero hay algunas diferencias culturales importantes. Al ser seres de sangre fría descendientes de monstruos prehistóricos, se muestran bastante reacios a los cambios sociales y tecnológicos, por lo que su Renacimiento se ve empantanado en el Jurásico, con la decadente ciudad de Malacia tan incapaz de evolucionar como una Venecia hundiéndose en la abulia. Si alguna vez te has preguntado cómo sería una cortesana italiana con escamas, ¡este es tu libro!

 

Lo que el tiempo se llevó – Ward Moore

En unos Estados Unidos en los que la Confederación ganó la Guerra Civil, los coches funcionan a vapor, la economía está por los suelos y la esclavitud sigue vigente (no, no estamos hablando de la Era Bush ni de la Crisis), un historiador inquieto conoce a una física atractiva que ha inventado una máquina del tiempo y decide viajar al pasado, metiendo las narices donde no le llaman… La mejor novela de su autor, con la ventaja de que la física no es una insufrible Scarlett O’Hara ni se hizo una ñoña adaptación cinematográfica de tropecientas horas.

 

El jardín de las delicias – Ian Watson

Unos astronautas llegan a un planeta misterioso que se asemeja de forma sorprendente al cuadro de El Bosco El jardín de las delicias. El paisaje exuberante con el que se encuentran, con sus frutos extraños, sus animales exóticos y sus nudistas ociosos, es exactamente igual que el del cuadro. Normalmente se dice que la realidad es trasladada al lienzo, pero en este caso es justo al revés. ¿Todo forma parte de un plan divino? ¿Es el Dios de ese mundo un artista con un sentido del humor perverso? Para averiguarlo, los astronautas tendrán que pasar antes por un pintoresco Infierno pictórico…

 

El Efecto Práctica – David Brin

El primer libro de Brin, en un principio escritor de ciencia ficción hard, resulta ser uno de los más amenos. El protagonista, un científico, viaja a un universo alternativo semejante a la Edad Media, en el que ciertas leyes físicas parecen funcionar al revés. Lo más destacable de ese universo, por ejemplo, es que en él las cosas no se desgastan con el uso, sino que mejoran (el llamado Efecto Práctica), anomalía de la que se servirá el protagonista para volver a su hogar, ya que en ese mundo del revés las pasa canutas.

 

La intersección de Einstein – Samuel Delany

Una delicia de libro, a medio camino entre la fantasía y la ciencia ficción. Está ambientado en una Tierra extraña que parece sacada de un cuento de hadas algo perverso. Los personajes se asemejan a arquetipos muy conocidos (Orfeo, Billy el Niño), pero en realidad no son humanos, sino alienígenas que han adoptado los patrones culturales de la humanidad de cualquier forma, dando lugar a una civilización de lo más disparatada. Lo más gracioso es que ellos mismos han olvidado sus orígenes y se creen hombres…

 

Materia celeste – Richard Garfinkle

En un universo alternativo en el que Alejandro Magno no murió joven, sino que consolidó su imperio, la civilización griega se ha extendido por todo el mundo, haciendo de la Tierra un planeta helenístico. Pero lo realmente raro es que el Universo se corresponde de verdad con las peregrinas ideas que tenían sobre él los antiguos griegos, por lo que sigue el modelo ptolemaico, no el copernicano. Es decir, se trata de un universo geocéntrico, no heliocéntrico... y las personas pueden respirar sin problemas en el espacio sideral, de ahí que sus naves espaciales sean poco más que rocas gigantes voladoras con edificios. Esto es lo que habría escrito Homero de haberse educado leyendo revistas de ciencia ficción.

 

Roma Eterna – Robert Silverberg

Después de los griegos, les toca el turno a los romanos. Silverberg se imagina un universo alternativo en el que el Imperio Romano no cayó, sino que se volvió todavía más poderoso, expandiéndose por el resto de Europa, descubriendo América, etc. Y del cristianismo, ni rastro, por lo que la humanidad se ahorra sufrir varios siglos de oscurantismo religioso y represión sexual. ¡Aleluya! Perdón, quise decir ¡alea jacta est!

 

Pavana – Keith Roberts

Otra ucronía que le volverá la cabeza del revés a más de uno. Esta novela propone justo lo contrario que la anterior: un mundo dominado por completo por la Iglesia Católica, con la Inquisición persiguiendo los cambios ideológicos y tecnológicos por todo el orbe. ¿Y a qué se debe un panorama tan rancio e inmovilista? Pues a que en este universo alternativo la Armada Invencible no se hundió, sino que conquistó Inglaterra. ¡Chúpate esa, Isabel II! ¡Gibraltar español, y Londres también!

 

Compañía de Sueños Ilimitada – J.G. Ballard

Como colofón, un libro inclasificable que habla de la transformación del mundo real (sea lo que sea eso) por medio de la sensualidad dionisíaca. ¿El argumento? Un bala perdida se pega la torta de su vida con una avioneta robada, estrellándose en un pueblo pegado a Londres. Tras el accidente, renacerá de sus cenizas cual ave fénix, convirtiéndose en una especie de chamán mesiánico que todo lo puede, pasándose medio pueblo por la piedra y transformando el sitio en un bosque salvaje y en un reino apocalíptico de deseo… ¡para que luego digan que la vida en los suburbios ingleses es aburrida!

 

COSAS MEDIATIKAS

 

Contacto

IN-MEDIATIKA

NOTICIAS ONLINE

Con nosotros

Nuestro Equipo

17.11.2011 00:00
Contamos con un equipo de profesionales con muchas ganas de ofrecerte los mejores artículos y fotografías online. Desde la más rabiosa actualidad, proyectaremos juntos una nueva forma de informarse más ágil, directa y dinámica. Con una imagen muy actual te ofrecemos una revista donde te será...

Nuestros Clientes

17.11.2011 00:00
Te invitamos a conocer las ventajas de publicitarte en IN-MEDIATIKA: MUY VISUAL Y DE FÁCIL NAVEGABILIDAD Navegar en IN-MEDIATIKA és muy fácil. Con un solo menú, el lector tiene acceso a la sección que más le interese, sin perderse por el camino. Tu producto o negocio se relacionará...