¿Ha muerto el romanticismo?

(Ilustración de Joana Pol)

 

Biel Pol: - ¿Cómo se titula la película que acabamos de ver, Joana? Me ha dejado helado.

 

Joana Pol: - Luz que agoniza, de Georges Cukor, con Charles Boyer, Ingrid Bergman y Joseph Cotten. Tremenda, ¿verdad?

 

BP: -  Tremenda de buena. El mejor retrato de un maltratador psicológico que he visto en mi vida. Ya se sabe que lo de torturar y humillar a la esposa para conducirla a la locura es un invento antiguo. ¿Cómo es posible que en 1944 un director de cine supiera reflejar con tanta sensibilidad un tema como éste?   

 

JP: - Oye, ¿tú qué te has creído? ¿Que en los cuarenta no había hombres sensibles y asqueados ante el maltrato a las mujeres?   

 

BP: -  Tienes razón. La romántica figura del caballero defensor de las damas desamparadas surgió precisamente porque había damas desamparadas. ¿No te da un poco de pena que los caballeros ya no existan?  

 

JP: -  En absoluto. Ojalá ese tipo de hombre no hubiera tenido que existir jamás. En tiempos pasados era demasiado fácil ser un romántico caballero, ¿sabes por qué? Porque las mujeres también eran víctimas fáciles.   

 

BP: -  Bueno, gracias a los héroes románticos de la pasada generación los hotentotes perdieron la batalla y ahora se reconoce la igualdad de sexos.  

 

JP: -  ¡Y una porra!  

 

BP: -  ¿Qué dices, demonio de mujer? Odio cuando te pones en ese plan ultra feminista.

 

JP: -  Pues a mí me hace mucha gracia esa necesidad pueril que tienen algunos hombres de encontrar mujeres a las que impresionar con cualidades supuestamente masculinas.     

 

BP: -  ¿Ah, sí? Pues a mí me hace más gracia todavía ver que cada vez hay más mujeres dispuestas a dejarse impresionar. Mujeres que suspiran por esa raza de hombres protectores y generosos, capaces de rescatarlas de no se sabe bien qué. Una raza de hombres que vosotras mismas habéis llevado a la extinción.

 

JP: - Mira, la Warner había proyectado hacer un remake de “Luz que agoniza” que pretendían que se ambientara en nuestra sociedad occidental actual. El proyecto fue abandonado porque la película no iba a ser creíble. Lo lamento, hermanito, pero los príncipes azules no tienen sentido de existir en una sociedad en la que las cenicientas tienen la ley de su parte. Creo que aún existe el romanticismo, pero sólo como algo teatral, una puesta en escena de un ritual de seducción con los papeles pactados. Existe la mujer que anhela ser seducida, como existe la mujer seductora, fuerte y orgullosa de sí misma, que no necesita que un hombre sea generoso ni le regale nada porque la mujer de hoy es capaz de conseguir lo que quiere, y de comprárselo ella misma cuando le apetece, porque ella lo vale.

 

BP: - Como quieras. Pero hoy en día resurge con éxito el modelo de mujer femenina, y son muchos los hombres que lo prefieren.

 

JP: - Sólo porque aún se asocia la vulnerabilidad con la feminidad. ¡Claro que tiene cierto éxito la mujer vulnerable! Porque hay hombres que se sienten más hombres con ese tipo de mujer. Pero creo que la raza humana es un ejemplo de triunfo por su adaptabilidad. Y no hay duda, hermanito: la raza humana ha evolucionado, y son las mujeres fuertes y poderosas las que consiguen a los mejores ejemplares masculinos. ¡Despierta, Biel! Para ver el tipo de fauna en que nos hemos convertido, basta ver los anuncios de perfumes para ellos y para ellas.

 

BP: -  ¡Eres diabólica!

 

COSAS MEDIATIKAS

 

Contacto

IN-MEDIATIKA

NOTICIAS ONLINE

Con nosotros

Nuestro Equipo

17.11.2011 00:00
Contamos con un equipo de profesionales con muchas ganas de ofrecerte los mejores artículos y fotografías online. Desde la más rabiosa actualidad, proyectaremos juntos una nueva forma de informarse más ágil, directa y dinámica. Con una imagen muy actual te ofrecemos una revista donde te será...

Nuestros Clientes

17.11.2011 00:00
Te invitamos a conocer las ventajas de publicitarte en IN-MEDIATIKA: MUY VISUAL Y DE FÁCIL NAVEGABILIDAD Navegar en IN-MEDIATIKA és muy fácil. Con un solo menú, el lector tiene acceso a la sección que más le interese, sin perderse por el camino. Tu producto o negocio se relacionará...