La mirada

 

Alicia Misrahi, autora de Manual de la aprendiza de depredadora y Sé Mala (https://www.aliciamisrahi.com)

Junto con la sonrisa o por separado, la mirada es un arma muy valiosa y poderosa. Podemos tener nuestra propia mirada de cazadoras, directa a los ojos, quizá desafiante, quizá interesada, quizá descarada, quizá intensa, a lo mejor provocadora… pero no debemos limitarnos sólo a ella porque seríamos como bebés que no saben explorar un lenguaje complejo y sólo balbucean unas pocas palabras… niñas perdidas que muestran su lado más sincero, lo que las hace más vulnerables porque son evidentes y previsibles y que no saben aprovechar toda la riqueza de las palabras y su poder…


Si sólo usamos la mirada intensa y prolongada seremos tigres que se anuncian como tales: “Hola, soy un tigre y voy a devorarte”.

 


 

El lenguaje de los ojos está compuesto de múltiple matices e intenciones. Podemos mirar para ser vistas, mirar sin que te vean mirar, mirar para ver y evaluar, ensayar la mirada por el rabillo del ojo para ver qué hace el otro, bajar los ojos un instante y volver a subir la mirada, directa a los ojos o levemente esquiva, para reforzar su poder.

Se puede acariciar con la mirada….

 

Todas podemos usar los ojos para expresar mil palabras e intenciones. Todos los ojos femeninos tienen su encanto, pero aunque nuestra mirada no sea especialmente expresiva (es algo que se puede trabajar para conseguir mejoras espectaculares en poco tiempo), seguro que tenemos una sonrisa maravillosa. La naturaleza es sabia y si no nos ha dotado de ojos particularmente hermosos, seguramente nos ha proporcionado una sonrisa con encanto. Y, si no, un toque de lápiz de ojos o de kohl aquí y allá hace maravillas. El único requisito es jugar: la vida es juego.


La mirada traviesa
¡Ah! La picardía… Una mirada directa acompañada con una sonrisa levemente maliciosa no deja nunca lugar a las dudas y sí a muchas malinterpretaciones (en el sentido de “pensar mal” con respecto a nuestras intenciones que no son nada inocentes…).

La mirada de la depredadora tímida
Mírale directamente a los ojos durante unos segundos y luego aparta la mirada como si estuvieras confundida o azorada. Las señales contradictorias y desconcertantes resultan misteriosas e incitan a querer descubrir más, a conquistar…


Hay muchas miradas, formas de mirar, formas de ver, formas de hacerse ver. Estos son sólo dos ejemplos, cada uno o cada una debería experimentar con su mirada y con su forma de ver el mundo.

 

Nuestro ejercicio para hoy podría ser salir al exterior y mirar a los ojos de las personas con las que nos crucemos, especialmente a las del sexo que nos atrae. Sin miedo ni reparo, sin objetivos, sólo por mirar y ver. Es sorprendente lo gratificante, divertido y sexy que es mirar a los ojos y sostener la mirada en lugar de andar reconcentrados pensando en nuestros problemas o retirar la mirada por miedo cuando notamos que alguien busca nuestros ojos.

¿Miedo a qué? ¿A vivir un coqueteo que dure unos segundos y quizá nos alegre el día? ¿A que nos digan un piropo? ¿A que nos inviten a un café? Siempre podemos decir "No". O "Sí", si nos apetece. O un juguetón "Quizá".

Que tu mirada ilumine lo que toca, disfrute con lo que ve y sea comprensiva y curiosa.

 

¡Por la vida!

COSAS MEDIATIKAS

 

Contacto

IN-MEDIATIKA

NOTICIAS ONLINE

Con nosotros

Nuestro Equipo

17.11.2011 00:00
Contamos con un equipo de profesionales con muchas ganas de ofrecerte los mejores artículos y fotografías online. Desde la más rabiosa actualidad, proyectaremos juntos una nueva forma de informarse más ágil, directa y dinámica. Con una imagen muy actual te ofrecemos una revista donde te será...

Nuestros Clientes

17.11.2011 00:00
Te invitamos a conocer las ventajas de publicitarte en IN-MEDIATIKA: MUY VISUAL Y DE FÁCIL NAVEGABILIDAD Navegar en IN-MEDIATIKA és muy fácil. Con un solo menú, el lector tiene acceso a la sección que más le interese, sin perderse por el camino. Tu producto o negocio se relacionará...