Mayas 2012, una odisea en la Vía Láctea

En 1512, Gonzalo Guerrero y Jerónimo de Aguilar mecían sus cuerpos aún con vida encima de los restos de un barco español naufragado sobre las aguas del Mar Caribe, cuando fueron descubiertos por los Mayas que vivían en Tulum. Aquellos hombres de baja estatura, chaparrillos y sin vello en la cara, los hicieron prisioneros boquiabiertos ante las largas barbas que lucían aquellos dos rostros de piel blanca. Cinco siglos más tarde, soy yo la que abre la boca asombrada al observar de cerca el legado que dejó este apasionante Imperio con más de tres mil años de historia.

 

Tulum fue fundada más o menos en el siglo XI, por uno de las sesenta y cinco pueblos que forman el legado Maya. Está a una hora en coche desde Cancún, en el estado mejicano de Quintana roo, justo en la zona de playas caribeñas más conocida como Riviera Maya. Hace algunos años, era una tierra olvidada que no producía mucha cosa y sus gentes que dibujan claramente los ancestros en el color de su piel y en las formas de sus cuerpos y seguramente antepasados de mongoles que  cruzarían el estrecho de Bering, pueden ganarse la vida gracias al Turismo.

Muchos de ellos parecen tener la cabeza cónica o al menos es uno de los rasgos generalizados que más me llamó la atención al comprobar que los Mayas usaban unas tablillas que endosaban a sus bebés en el cráneo, cuando aún los huesecillos  no estaban formados y así podían manipularlos, con el fin de moldearlos con esa forma de cono que a todas luces les pareció un signo de inteligencia. También les colocaban en medio de los ojos una piedra de jade o moneda que utilizaban como medio de pago, quedando así obligados a mirar todo el tiempo hacia ese lado para obtener como resultado un tremendo estrabismo, otro de sus extraños cánones de belleza. Las clases pudientes también incrustaron esas mismas piedras verdes en sus dientes como decoración, práctica por lo visto, bastante dolorosa.

En Tulum, había una zona 'extramuros' donde vivía la gente común, pasando el grueso de piedras llegabas a la parte 'intramuros' reservada exclusivamente a las familias nobles que en aquel tiempo serían unas 35 ó 40, no más. Los que vivían fuera no tenían acceso y obviamente no se mezclaban con ellos. Así practicaron la endogamia y se dieron muchos casos de nacidos con importantes deformaciones .

Las vistas al mar con sus despampanantes azules turquesas que puedes disfrutar desde allí me impresionaron apasionadamente y coinciden con uno de los pocos accesos que el arrecife de coral permite. Este arrecife llega hasta Honduras y es el segundo más grande del mundo después del australiano, con unos 1225 km de extensión aproximadamente. Si para que se construya un metro de arrecife de coral se necesitan unos 200 años, no podía alcanzar a imaginar la cantidad de tiempo transcurrido para llegar a conseguir tamañas dimensiones.

 

Los Mayas convivieron con las mismas serpientes peligrosas que abundan hoy día en la zona; "la tres pasos" "la cuatro narices" y algunas otras con nombres similares que también hacen gala a su gran capacidad mortífera, así como con felinos como el puma y otra especie protegida, la iguana. Fue curioso caminar entre ellas mientras me miraban impertérritas, espectadoras de no sabe qué! y que en Méjico son consideradas un exótico manjar para paladares clandestinos. Los Mayas se vistieron con las pieles de esas serpientes a las que adoraron. Es famosa su devoción por la "Diosa Serpiente" y los sacrificios humanos que le ofrecían, bien escenografiados en la película de Mel Gibson “Apocalipto” perfecta adaptación sólo criticada por algún historiador, debido a la desconexión entre la estatura y belleza de los protagonistas con los rasgos tipicos  Mayas. En Tulum no se tiene constancia que se hubieran realizado esos sacrificios para sus Dioses, aunque no se descarta la posibilidad. 

Siempre se ha chascarrilleado que esas gentes tuvieron contacto con seres extraterrestres, pues aún no se ha podido esclarecer cómo construyeron los Zigurats o pirámides escalonadas ni de dónde sacaban sus asombrosos y exactos conocimientos astronómicos cuando aún estaban en la edad de piedra y no conocían la rueda. Lo verdaderamente curioso era ese síntoma de belleza y de inteligencia de la cabeza cónica ¿acaso intentarían emular a los seres de otras galaxias con los que supuestamente se comunicaban? Bromas a parte, resultan muy interesantes los conocimientos que ya tenían sobre los astros, la rotación y traslación, los sistemas para saber cuándo venían huracanes, sus métodos para medir el tiempo con una exactitud asombrosa, calendario de eclipses y mil detalles más que te llevan a poner en duda ese tipo de bromas, llevándote a pensar eso de “entre broma y broma, la verdad se asoma”. Las predicciones Mayas sitúan un fin del mundo conocido como tal, en el año 2012, concretamente el 21 de diciembre. Dicen que años después, un cometa gigante pasará tan cerca que su masa provocará una serie de reacciones en la Tierra con consecuencias terribles y el cambio magnético de los polos, nos llevará a una nueva conciencia, a un cambio total de los sistemas establecidos y el ser humano se transformará a más solidario, no sin algunos sufrimientos. Profecías que coinciden con Nostradamus y un porrón más... Quien sabe? y si así fuera, quizás el mundo cambiaría a mejor! y dejaríamos de ser los depredadores que somos en eso del "homo homini lupus"que muy acertadamente sostuviera Hobbes... 

El siglo XIX, Tulum recibió la visita de un americano, un tal Tom Adams quien redescubrió el árbol “chicozapote” que los Mayas usaron para sacar una sustancia de su corteza que masticaban y con ella limpiaban sus dientes. Me invitaron a probarlo y realmente sí, era una masilla que se te hacía chicle en la boca cuando la masticabas, no sabía a nada más que a corcho y se preguntarán ¿cómo sé a qué sabe el corcho? pues bien, la respuesta es muy sencilla, de pequeña formó parte de mi dieta alimenticia sin supervisar. Y ése señor fue muy listo y tuvo una idea genial, le puso sabores a esa cosa insípida que luego comercializó con su nombre allende los mares, acción que le reportaría fama internacional.

 ...Y para acabar, vuelvo el pensamiento hacia aquellos dos náufragos españoles del S. XVI con los que empecé este relato. Con los años de cautiverio Jerónimo de Aguilar, aprendería las tradiciones de aquel extraño mundo, tatuaría su cuerpo al más genuino estilo Maya y dominaría el idioma. Se casaría con una princesa de la zona, tendría descendencia y llegaría a ser un destacado jefe. Gonzalo Guerrero, sin embargo y por su incapacidad de adaptación,  correría otra suerte y en cuanto tuviera ocasión, regresaría a España. Y estos dos personajes fueron sin quererlo los padres del mestizaje en la zona y víctimas elegidos por una curiosa casualidad que cambiaría no sólo sus destinos sino el de todo un Imperio...

Por Cristina Gamero

 

COSAS MEDIATIKAS

 

Contacto

IN-MEDIATIKA

NOTICIAS ONLINE

Con nosotros

Nuestro Equipo

17.11.2011 00:00
Contamos con un equipo de profesionales con muchas ganas de ofrecerte los mejores artículos y fotografías online. Desde la más rabiosa actualidad, proyectaremos juntos una nueva forma de informarse más ágil, directa y dinámica. Con una imagen muy actual te ofrecemos una revista donde te será...

Nuestros Clientes

17.11.2011 00:00
Te invitamos a conocer las ventajas de publicitarte en IN-MEDIATIKA: MUY VISUAL Y DE FÁCIL NAVEGABILIDAD Navegar en IN-MEDIATIKA és muy fácil. Con un solo menú, el lector tiene acceso a la sección que más le interese, sin perderse por el camino. Tu producto o negocio se relacionará...