Niños horizontalmente dotados

Hace poco encontré un diccionario de lo políticamente correcto en la Web, hoy en día un niño horizontalmente dotado es lo que antes se llamaba un niño obeso y un niño gordito antes de eso. Resulta irónico que intentamos ser cada vez más políticamente correctos, y que hay cada vez más niños horizontalmente dotados.

En España en 2010, la obesidad infantil afectaba a un 22% de los niños de entre los 6 y los 16 años, comparado a un 4% en 1980. En 30 años ha subido más de 5 veces y afecta a casi 1 niño de cada 4.

Como quiropráctico siempre he hablado de los pilares de la salud, un sistema nervioso que funciona al máximo - es él que guía todo lo que pasa en tu cuerpo, si una vértebra desplazada en la columna comprime la raíz de un nervio, afectará al rendimiento de todos los órganos, músculos, tejidos y células que este nervio controla – mi trabajo es asegurar que tu cuerpo funciona óptimamente. Otros pilares son el ejercicio (sube las escaleras en vez de coger el ascensor), el reposo (6 a 8 horas diarias), la relajación, la hidratación (bebe de 1,5 a 2L de agua al día, el 70% de tu cuerpo es agua), y la nutrición.

Mi trabajo también es educar y ayudar a la gente a mejorar a su salud: la salud y la enfermedad forman un proceso continuo, donde en un extremo se encuentra la muerte prematura, muchas veces prevenible, y en el otro extremo se encuentra un elevado nivel de salud, al que difícilmente llega todo el mundo. La gran mayoría de nosotros nos encontramos en el medio entre estos dos extremos, y aparte de tener tu sistema rindiendo al máximo, unos pequeños cambios en tu rutina diaria, y sobre todo en la de tus hijos, pueden cambiar esta tendencia casi epidémica hacia la obesidad y impulsar a ti y tu familia vivir más de forma más sana.

 

La buena nutrición empieza en la cuna

 

Se considera que los buenos hábitos se aprenden desde muy pequeño; 61 estudios con casi 300,000 participantes han demostrado que los bebés alimentados con leche materna suelen tener menos tendencia a la obesidad,, la tendencia se nota más aún cuando el bebé toma el pecho exclusivamente durante los primeros 4 meses de vida. Se calcula que el 15 a 20% de la obesidad infantil podría evitarse de este modo. La leche materna contiene anticuerpos, agua, grasas (de las buenas), proteínas (las proteínas en la leche de vaca son mucho más pesadas para digerir, y la leche contiene más del doble de lo necesario), carbohidratos, vitaminas y minerales. Más importante aún es que va variando de sabor según lo que come la madre, lo que hace que los bebés alimentados con leche materna suelen ser más receptivos en el momento de probar alimentos nuevos, ya que están acostumbrados a los cambios de sabor.

Los padres somos el mejor ejemplo para nuestros hijos, si  no vean que comemos lo que queremos que ellos coman, no lo harán. Cambia tu lista de la compra, dale mucha importancia al desayuno, es la comida más importante del día, incluye un mínimo de 5 piezas al día de frutas o verduras en su dieta, compra lácteos desnatados, dales agua en vez de refrescos o zumos (una lata de cola contiene el equivalente de 9 cucharaditas de azúcar), haz ejercicio en familia (bici, un paseo), come en familia, cuida tus horas de descanso y consume productos locales (contienen menos conservantes ya que su tiempo de transito entre el campo y tu plato es menor). Todo esto son consejos incluidos en la nueva pirámide alimentaría de la dieta mediterránea, considerada la más completa y adecuada para evitar problemas de sobrepeso, que ya afectan a más de la mitad de la población española según la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad. No es por nada que la dieta mediterránea es patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.

Cada vez más estudios apuntan a los carbohidratos como uno de los culpables en la obesidad infantil. Se encuentran en pan, bollería, pasta, arroz y cereales. Son los azúcares lentos, llamados así porque el cuerpo necesita de dos a tres horas para reducirlo a glucosa, fuente de energía para los músculos y órganos. La glucosa que sobra al no ser utilizada, se convierte en grasa y se manda a los depósitos, sea en órganos vitales, o debajo de la piel. Reduciendo los carbohidratos en la dieta reduce esta tendencia dramáticamente. En el gráfico encontrará algunos consejos básicos mejorar la dieta de tus hijos… y la tuya!

 

Karel Deprez, Quiropráctico - Palma

COSAS MEDIATIKAS

 

Contacto

IN-MEDIATIKA

NOTICIAS ONLINE

Con nosotros

Nuestro Equipo

17.11.2011 00:00
Contamos con un equipo de profesionales con muchas ganas de ofrecerte los mejores artículos y fotografías online. Desde la más rabiosa actualidad, proyectaremos juntos una nueva forma de informarse más ágil, directa y dinámica. Con una imagen muy actual te ofrecemos una revista donde te será...

Nuestros Clientes

17.11.2011 00:00
Te invitamos a conocer las ventajas de publicitarte en IN-MEDIATIKA: MUY VISUAL Y DE FÁCIL NAVEGABILIDAD Navegar en IN-MEDIATIKA és muy fácil. Con un solo menú, el lector tiene acceso a la sección que más le interese, sin perderse por el camino. Tu producto o negocio se relacionará...