Calcifícate Comiendo

 

¿Conoces alguien que sufre de osteoporosis?

 

He hablado con muchas mujeres que han pasado pruebas de densitometría ósea y terminaron con prescripciones para suplementos de calcio casi cada día. La densitometría ósea es una prueba que determina la cantidad de minerales óseos por superficie en los huesos de la columna y la cadera y sirve para diagnosticar osteoporosis y determinar el riesgo de fracturas comparando edad, altura, peso e inicio de la menopausia con un valor promedio.


En los últimos años, las recomendaciones para ayudar a combatir los efectos de la osteoporosis han cambiado bastante: antes se recomendaba tener sumo cuidado moviéndose y evitar esfuerzos. Hoy día se recomienda ejercicio, ya que se sabe que la tensión provocada sobre los huesos estimula la absorción de calcio debido a su necesidad de renovarse y fortalecerse para hacer frente al esfuerzo. Lo que no ha cambiado son las  prescripciones de suplementos de calcio, que se recomiendan a diario a mujeres pre y post menopáusicas para prevenir la pérdida de masa ósea. Un nuevo estudio ha demostrado que esta teoría de suplementar calcio para mejorar la salud ósea es un mito.

 


El calcio es el mineral más presente en los huesos. Pero resulta que el consumo de calcio no construye huesos sanos; los países con el consumo más elevado de lácteos como EEUU, Canadá y los países escandinavos también son los países con la incidencia de osteoporosis más elevada.


Muy poco del calcio ingerido a diario llega a los huesos. Expertos calculan que en el mejor de los casos, un 1 a 2%. Muchos suplementos de calcio extraen este mineral de las conchas de ostras o del coral marino y esta forma del mineral no se absorben bien en el sistema debido a su composición. Como el cuerpo detecta que no está el mineral en su forma habitual (no comemos conchas ni coral),  terminan en depósitos que forman pequeñas piedras en los tejidos blandos del cuerpo. Un reciente estudio meta-analítico publicado en el British Medical Journal ha demostrado que los suplementos de calcio incrementan el riesgo de infartos. Actualmente se está llevando a cabo un estudio sobre la incidencia de fibromialgia en mujeres que utilizan suplementos de calcio y los primeros índices demuestran una relación entre los dos, es decir el riesgo de sufrir de fibromialgia es más elevado en personas que utilizan suplementos de este tipo.


El estudio del British Medical Journal concluye que lo ideal es tratar de provocar una reacción química en el cuerpo mezclando los minerales y sales necesarios para que el cuerpo produzca células óseas sanas basadas en nutrientes conocidos para nuestro cuerpo. Esta mezcla de minerales y vitaminas se obtiene a través de nutrición y ejercicio.


La mineralización del calcio depende de la vitamina D3 (calciferol) que se deriva del colesterol y se produce naturalmente en el cuerpo cuando está expuesto al sol. Hay pocas fuentes alimentarias que contienen vitamina D de forma natural por lo que muchos alimentos como el pan, los yogures y los cereales son enriquecidos con esta vitamina. Fuentes naturales son aceites de pescado como el aceite de hígado de bacalao y pescado tipo arenque, salmón, sardina y atún. También está presente de forma natural en las yemas de huevo.  Otra vitamina esencial en el metabolismo del calcio es la vitamina K2 (menaquinona) que es producida de forma natural en el cuerpo por una bacteria intestinal.
Ambas vitaminas estimulan la actividad de una proteína productora de material ósea llamada osteocalcina que actúa absorbiendo calcio de la sangre hacia los huesos. La proteína sólo actúa cuando los niveles de D3 y K2 son adecuados y resulta que en muchas mujeres estos niveles son deficientes, provocando osteoporosis a largo plazo.

Los huesos también necesitan una buena mezcla de minerales esenciales para regenerarse de forma adecuada. Magnesio y silicato de origen vegetal así que grasa saturadas y omega-3 de origen animal.

Las mejores fuentes de silicato son pepinos, apio, pimientos y cola de caballo. El magnesio se encuentra en nueces, pipas, legumbres y verduras verdes. La mejor fuente de magnesio es el chocolate negro de alto contenido en cacao. La flor de sal es una fuente ideal de los minerales esenciales para construir huesos sanos así como las algas marinas.

Las mejores fuentes de calcio son las verduras de hoja verde como espinacas, acelgas y rúcula, así que la leche fresca de vacas y cabras. En la leche pasteurizada los ácidos grasos son alterados y pierden su eficacia en la mineralización de calcio. El queso fresco y la leche fermentada proporcionan la fórmula perfecta para la absorción del calcio ya que contiene D3, K2, calcio, magnesio y omega-3. Sin duda es la mejor opción.

A lo mejor ha llegado la hora de revisar su nutrición y nivel de ejercicio y no qué suplemento tomar si ha sido avisado de que corre el riesgo de sufrir osteoporosis, como siempre digo, la prevención es esencial.

Karel Deprez , Quiropráctico - Palma
 

COSAS MEDIATIKAS

 

Contacto

IN-MEDIATIKA

NOTICIAS ONLINE

Con nosotros

Nuestro Equipo

17.11.2011 00:00
Contamos con un equipo de profesionales con muchas ganas de ofrecerte los mejores artículos y fotografías online. Desde la más rabiosa actualidad, proyectaremos juntos una nueva forma de informarse más ágil, directa y dinámica. Con una imagen muy actual te ofrecemos una revista donde te será...

Nuestros Clientes

17.11.2011 00:00
Te invitamos a conocer las ventajas de publicitarte en IN-MEDIATIKA: MUY VISUAL Y DE FÁCIL NAVEGABILIDAD Navegar en IN-MEDIATIKA és muy fácil. Con un solo menú, el lector tiene acceso a la sección que más le interese, sin perderse por el camino. Tu producto o negocio se relacionará...