De caza en la red

 


Ligar por Internet es divertido, emocionante, cómodo, rápido y eficaz, pero hay que estar preparado para todo tipo de sorpresas.

 

Alicia Misrahi (https://amorsexovida.blogspot.com) Autora de Manual de la aprendiza de depredadora y Liguemos.com

 

El motor del 90% de los chats sea cual sea su temática (amistad, cine, motor, literatura...) es el sexo. Lo mismo ocurre con los portales para encontrar amor o pareja Ligar por Internet está a la orden del día. Es una forma fácil de conocer gente a la que recurren al menos 6 millones de personas en España, el número de registrados en los dos principales portales de encuentros en línea, sea en busca de pareja, de una aventura, de sexo exprés, de morbo o de una relación amantes/amigos.

 

Soy Sam. Divertida, juguetona, libre y... soltera. Como tal me muestro en los chats y en las páginas de contactos y triunfo. Busco diversión, con o sin complicaciones, entendiendo por complicaciones que pueda surgir una relación. Una buena cena, una buena conversación, un buen hombre bueno y... lo que surja.

El planazo, Chatea gratis, Chat ligar, Terra, Meetic, Zoosk, IRC, Adultfriendfinder.com... Poco importa, el personal se renueva continuamente en todas partes.

En los dos años que llevo en la red me he dado cuenta de que la mayoría de las mujeres buscan amor y la mayoría de los hombres buscan sexo, incluso en portales pensados para encontrar pareja como Parship o E-darling.

 

Si eres mujer, puedes ligar a la carta en la red.  Dentro del mercado disponible, claro, que no siempre es óptimo.

Si eres hombre, necesitas más paciencia e insistencia y algún toque de humor, pero, como dice Salva, mi amante-amigo, tímido en persona, “aquí por lo menos te escuchan, con lo que tienes el 60% ganado”.

Como Sam, nick neutro, soy yo la que escojo en los chats y abro privados en lugar de verme desbordada, asediada y atosigada nada más entrar por una docena de nicks masculinos Soy selectiva y exigente...

En los portales en los que debes colgar ficha, suelo hacer búsquedas e iniciar yo misma el contacto o contestar a algún mensaje que me llame la atención (con previo paso por la ficha del hombre y lectura en profundidad).

Los chats o las páginas de contactos ofrecen mucha variedad, muchas oportunidades y, también, una gran movilidad y fugacidad.

 

Viernes 19.

Hace días que no sé nada de Zeus. Con ese nick, habrá ido a seducir a otra mujer disfrazado de cisne, lluvia de oro, lluvia dorada o cualquier otra cosa. En la red todo pasa muy rápido y, normalmente, si no quedas tras tres o cuatro conversaciones, el contacto se enfría. Primera regla: no esperar a volver a coincidir en el chat ni eternizarse con los correos internos: si alguien te interesa, pide su dirección de Msn. ¡Hay que saber llevar la iniciativa! Y también marcar tus límites según tu ritmo y deseos.

Entro en el chat. Naturalmente descarto nicks como cornudo o similares o polloncam o parecidos. Ni aun en el caso de que estuviera sexualmente desesperada acudiría a ellos.

En el chat hay de todo. Tras el anonimato, se esconden personas que sólo buscan reírse, con o sin malicia, tímidos que en persona no serían capaces de dirigirte la palabra, hombres y mujeres sin tiempo que quieren conocer gente, casados buscando una aventura, ligones de chat, solitarios inadaptados y/o atormentados, corazones solitarios en busca de amor, coleccionistas de amantes en busca de su autoestima, prepotentes, personas encantadoras... De todo. Hay que saber escoger. Y no siempre se acierta...

 

 

En los portales cuentas con una ficha completa con altura, aficiones y carta de presentación. Preseleccionas de acuerdo con esta información, mientras que en los chats haces tu elección según cómo se desarrolle la conversación.

Después de dos semanas de conversaciones, en las que prácticamente hablamos cada día, quedo con Pirata. Tengo otros cinco contactos activos en el Msn, la diversificación es clave.

La cena es absolutamente divertida. Los dos tenemos un sentido bestia del humor y lo pasamos bien contando batallas y batallitas, con guiños y coquetería. La conversación fluye, con confianza y sinceridad pero sin dramas por ninguna de las dos partes. Es de agradecer, a veces quedas con alguien y te acaba contando todos sus problemas como si fueras un psicoterapeuta.

 

Después del café, Pirata se levanta para ir al baño. Sin mediar palabra, se inclina hacia mí y me da un beso, cálido y húmedo... muy sexy. Llevamos toda la cena seduciéndonos y todo surge con naturalidad. Deseo en estado puro.

Por la forma de besar se puede saber cómo será un hombre entre las sábanas. No me refiero a batir récords, sino a la entrega, ternura, pasión e imaginación que pondrá.

Vamos a tomar una copa a un local cercano. Nos besamos en cada esquina, acariciándonos, conociendo y reconociendo el cuerpo del otro. Sus caricias son suaves, se nota que le gusta lo que descubre y se entretiene en apreciarlo. La pasión, en contra de lo que creen algunos, no es abalanzarse sobre el otro como una presurosa fiera hambrienta sino disfrutar cada momento, cada caricia, cada beso, cada acto. Gozar y hacer gozar.

 

 

En la intimidad, Pirata no me defrauda. Prepara un combinado, ron negro con Coca-cola, mi bebida preferida. Bebo directamente de sus labios, vierto un poco de bebida sobre mi cuello y nos saciamos el uno en el otro. Las prendas van cayendo hasta que nos encontramos abrazados desnudos, hace estremecer mi piel acariciándome, toco su cuerpo apreciando cada músculo, sintiendo su piel también muy suave y el excitante vello de su pecho, su olor a hombre, su fuerza... Y entonces, sólo deseo. Sus manos son sensibles y saben pulsarme. Nos reconocemos en el cuerpo del otro. Y entonces... sólo placer. Como dice mi amigo amante: “tienes que querer a la persona con la que estás, aunque solo sea por esa noche”.

Mmmmm ¡una noche fantástica! Sin embargo, no hay que ilusionarse. Otra regla de los ligues por Internet: lo que hoy es maravilloso, mañana puede que no exista. Hay mucha oferta en la red y una noche de sexo, por excitante, placentera, tierna y romántica que sea no garantiza, ni siquiera, que haya una segunda vez.

 

Viernes 26

Pirata ha desaparecido sin dejar rastro. Desde que nos vimos, no ha vuelto a asomar por el Msn. Las famosas despedidas a la francesa de Internet, equivalentes al “Ya te llamaré”. Nuevas formas, nuevas tecnologías para las desapariciones tradicionales.

¡Vaya! Mi prometedora conversación en el chat con Juls se ha quedado en nada en el Msn. Tras hablar de temas diversos, ha pasado a una batería de preguntas sobre gustos sexuales. Parece que se trata de una negociación y no me gusta. No estoy dispuesta a hablar de sexo como si estuviéramos examinando un catálogo.

Como aquel que me dijo una vez: “Me gusta quedarme vacío. Ya me entiendes, me gusta correrme dos veces”. ¡Muy bien! Pero si ni siquiera sé si este hombre me gusta, ¿cómo voy a aceptar los términos como si esto fuera un contrato? Naturalidad, espontaneidad, diversión y mente abierta. No acepto imposiciones.

 

Hay gente para todo. Entablo una conversación con otro nick y al pasar al Msn empieza a hablar en términos como “te voy a follar” o “¿te gusta chuparla?·, Le digo, educadamente, que no estamos en la misma onda y empieza a insultarme: “¿quién te crees que eres?, ¿crees que eres la única zorra que hay por aquí?”. Perfecto, más vale que saque su auténtica cara  ahora que más tarde. Otra regla del chat: no puedes tomarte nada de forma personal.

Paso por la casi inevitable ficha-chat (es decir, edad, altura, peso, color de pelo, color de ojos....) con un hombre que, de momento, no da muchas muestras de ingenio, aunque, claro, con ese cuestionario tampoco se puede ser especialmente brillante. A veces hay que dar tiempo. 1.85 m, 90 kg., ojos verdes. Por lo menos no mide 1,75 m, todos los que dicen tener esta altura suelen ponerse centímetros virtuales y acaban siendo más bajitos que yo. Hay varias mentiras recurrentes en Internet: la altura y la edad (con diferencias de hasta diez años....). Salva, mi amigo amante dice que la mayoría de los hombres funcionan de esta forma: “mentir, follar, dejar”.

 

Espontáneamente, quedamos para hoy. Me devora con la mirada y actúa como si ya me tuviera totalmente seducida, dando por supuesto que acabaremos en su casa. ¿Se enterarán los hombres alguna vez que a la mayoría de las mujeres, sea por una noche o para la “eternidad”, se nos seduce con inteligencia y conversación?

Después de una cena improvisada me da un beso en la calle, sin siquiera abrazarme ni tocarme y me dice que vayamos a su casa. Me niego. ¿Qué se puede esperar de alguien que no se toma la menor molestia en seducir y que ya lo da todo por hecho? Se enfada un poco. Me voy. La red es así. Por muy buen feeling que haya con alguien, hasta que no te ves en persona no sabes si puede surgir algo.

 

Viernes 2

Llevo ya tiempo hablando con SeductorBcn. Lo nuestro es casi cibersexo o quizás sin el casi. Escribe bien y juntos hemos relatado varias versiones de cómo será nuestro primer encuentro. Me pide que lleve ron, imagina con detalles sexys todas las situaciones, nos recreamos, y la tensión sexual crece entre nosotros. Por fin ha llegado el momento de encontrarnos.

Un toque de atención. En medio de la conversación asegura: “Te vas a sorprender de lo que aguanto”. Decido pasar por alto esta frase que debería hacerme salir huyendo y quedamos.

En la cena casi no habla. Cuando le pregunto qué le pasa, me dice que le impongo, que no esperaba que fuera tan guapa. Me como su primer plato y el mío. Sólo come un poco de moussaka, su mirada rehuye la mía. La pruebo, pero prefiero no comérmela yo también ¿Puede ser que haya una relación entre la forma de comer y la forma de vivir el sexo?

Me temo que sí. Cuando acabamos en un hotel, se comporta como una virgen asustada. Ha olvidado los preservativos en el coche. No importa, yo siempre llevo, hay que cuidarse. Le hago un masaje para relajarle un poco y me dice: “Yo no lo hago tan bien como tú, no voy a estar a la altura”.

 

No  quiere besar en la boca, está terriblemente tenso, nada de sexo oral, nada de nada... Me pregunto qué hago yo aquí. Se lo piensa mejor y me deja besarle: “No, así no, no tan fuerte”. Dice estar muy excitado, repite que soy muy guapa, pero está muy nervioso. Tenemos un problema de inseguridad compulsiva y de disfunción eréctil. Es cariñoso y dulce y tiene un cuerpazo. Algo bueno tendría que tener... Después de varios ejercicios de concentración y de que yo baile hasta la danza del vientre para levantar su atención, consigue su erección, que me muestra orgulloso. Entonces se vuelve una excitante fiera hambrienta de mí.

Y, sí, me sorprendo de lo que dura ¡Exactamente tres segundos! Le digo: “no volveremos a vernos nunca más” y me contesta: “¿por qué? Yo lo he pasado muy bien”. No tengo ganas de explicarle nada, ni siquiera de decirle que, la próxima vez, procure comer su cena y disfrutarla. No, no siempre se acierta en la red.

 

 

Hay muchos tipos de hombres en la red, tantos como hombres fuera de ella. Porque no hay que olvidar que los que están dentro también están (más o menos) fuera.

Aquí van Algunos tipos de hombres internáuticos (amorsexovida.blogspot.com/2011/07/algunos-tipos-de-hombres-internauticos.html)
 

Atención: consumir con gusto, criterio y moderación y siempre haciendo un cóctel de ingredientes.
La ingestión exclusiva de un único componente puede crear adicción masiva.

 

 

Frases para descartar a un posible amante

“Te vas a sorprender de lo que aguanto”. Sin palabras. ¡Nunca más!

“Cuéntame algo”. ¡Qué falta de imaginación! Si, además, la conversación no fluye y no hay nada qué decir, mejor dejarlo aquí.

“¿Qué llevas puesto?”  Por favor... Bueno, puede ser una forma de empezar una sesión de  cibersexo, pero no es lo que deseo en este momento.

“Aquí no se encuentra gente interesante. Esto está lleno de mediocres.” Prepotente a la vista.

“Si nos vemos, follaremos, no lo dudes.” Pues... no. No nos vamos a ver. ¡Nada de imposiciones!

“Eres la mujer más maravillosa que he conocido.”. Si no nos hemos visto... Una cierta dosis de coquetería, picardía y halagos son estimulantes, pero tampoco hay que pasarse.

“Nunca hablo con nadie, pero contigo he sentido la necesidad de hablar” o “Nunca quedo con nadie, ¿quedamos hoy a las nueve?” ¡Mentiroso a la vista!

“Me siento muy solo” o similares. ¡A llorar a otro lado!

“Envíame una foto”, “envíame otra” “¿no tienes ninguna foto con menos ropa?”. ¿No será un coleccionista de fotografías?

 

 

COSAS MEDIATIKAS

 

Contacto

IN-MEDIATIKA

NOTICIAS ONLINE

Con nosotros

Nuestro Equipo

17.11.2011 00:00
Contamos con un equipo de profesionales con muchas ganas de ofrecerte los mejores artículos y fotografías online. Desde la más rabiosa actualidad, proyectaremos juntos una nueva forma de informarse más ágil, directa y dinámica. Con una imagen muy actual te ofrecemos una revista donde te será...

Nuestros Clientes

17.11.2011 00:00
Te invitamos a conocer las ventajas de publicitarte en IN-MEDIATIKA: MUY VISUAL Y DE FÁCIL NAVEGABILIDAD Navegar en IN-MEDIATIKA és muy fácil. Con un solo menú, el lector tiene acceso a la sección que más le interese, sin perderse por el camino. Tu producto o negocio se relacionará...