El asma y su origen emocional

Parece que ésta semana unos cuantos inmediátikos nos hemos puesto de acuerdo para escribir sobre temas relacionados con la salud y más concretamente sobre enfermedades que posiblemente tengan una génesis emocional. Intuitivamente siempre he pensado que sí, y ahora muchos  experimentos empiezan a demostrarlo. En unos días, sale publicado en 'The Proceedings of the National Academy of Sciences' que ciéntificos de la Universidad norteamericana de Wisconsin-Madison tras una investigación, han comprobado que dos regiones del cerebro asociadas a las emociones, el córtex cingulado anterior y la ínsula, están implicadas en los procesos asmáticos. El descubrimiento, obtenido merced a imágenes de resonancia magnética, confirma la relación entre los estados emotivos y el sistema inmunológico, hasta ahora considerada meramente especulativa, no puede considerarse concluyente debido al escaso número de voluntarios estudiados, pero abre nuevas perspectivas para el tratamiento de enfermedades como el asma, sin descartar por ello la posible implicación de otras zonas cerebrales en la interacción entre el asma y las emociones.

Hasta ahora se sabía que los pacientes aquejados de enfermedades crónicas relacionadas con procesos inflamatorios, como el asma, son muy sensibles al estrés y la emoción, factores que pueden agravar los síntomas de un ataque. Anteriores investigaciones habían comprobado efectivamente que el sistema inmunológico reacciona con más dificultad cuando una persona está sometida a una situación de estrés.

El equipo del profesor Richard Davidson observó las reacciones cerebrales de seis voluntarios asmáticos sometidos a estímulos visuales relacionados con su enfermedad. Lo que descubrieron es que dos regiones cerebrales, el córtex cingulado anterior y la insula, están implicadas en la inflamación y obstrucción de las vías respiratorias características de los procesos asmáticos. Ambas regiones son las encargadas de transmitir la información relacionada con las condiciones psicológicas del cuerpo, como el dolor y la respiración, y están estrechamente unidas asimismo a las regiones cerebrales de la emoción. Tanto el córtex singulado anterior como la ínsula muestran gran actividad ante las señales psicológicas específicas de la enfermedad, contribuyendo en consecuencia a desarrreglos corporales como la inflamación y obstrucción de las vías respiratorias. De esta forma ha quedado radiografiada la actividad cerebral que se desarrolla durante los procesos asmáticos. Una parte del cerebro se activa cuando se entra en contacto con un alérgeno. Otra parte cuando la reacción corporal pretende combatir al factor alérgeno. Finalmente, la parte asociada con las emociones interviene cuando los dos procesos anteriores causan dificultades respiratorias, lo que despeja el carácter especulativo atribuido hasta ahora a los estudios relacionados con el asma y las emociones.


 

Lo interesante es que ésta investigación norteamericana da fuerza a una nueva línea de investigación médica asociada a la psicología, que pretende determinar la influencia de las emociones en distintas enfermedades. Según la Psicologia, las emociones son procesos que frente a una amenaza al equilibrio físico o psicológico, actúan para reestablecerlo ejerciendo así un papel adaptativo. Sin embargo, en algunos casos las emociones aparentemente influyen en la aparición de enfermedades, dejando de ser únicamente procesos adaptativos.
Por cierto, la Universidad Autónoma de Madrid sigue unas líneas de investigación abiertas sobre sistema inmune y psiquismo, en la que se abordan, entre otras materias, la posible relación entre las emociones y el cáncer, entre el estrés y la enfermedad cardiovascular o la relación entre la depresión y ansiedad y los niveles de linfocitos. Asimismo, informa de una nueva ciencia, la psiconeuroinmunologia (PNI), que estudia cómo influyen ciertos procesos psicológicos en la salud. Se ha descubierto un vínculo físico (sinapsis) entre células del sistema nervioso y del sistema inmunológico, desvelando así su naturaleza interdependiente.

Juan Carlos Fernández Rodríguez, en su tesis doctoral sobre el asma y las emociones, dice “los asmáticos manifiestan más emoción negativa que los sujetos sanos, estando la presencia de emoción negativa muy asociada a la broncoconstricción”. Todos estos descubrimientos abundan en un nuevo rumbo para el tratamiento de las enfermedades sobre emociones y salud,  que considera la recuperación del paciente tanto en sus aspectos físicos como psicológicos. Un enfoque que se desvela ahora tremendamente útil también para el tratamiento del asma. Sin duda, una buena noticia para los que usan ventonlin, y si como intuyo y ahora demuestran, las emociones nos juegan malas pasadas, ya saben,  no se estresen demasiado, todo es relativo, deben saber relativizar y relajarse como ya les aconsejé en artículos anteriores, la meditación es un buen espacio para atraer la calma mental y por tanto, poner en orden sus emociones y así no les causarán consecuencias negativas para su salud.

Por Cristina Gamero

 

 

 

 

 

COSAS MEDIATIKAS

 

Contacto

IN-MEDIATIKA

NOTICIAS ONLINE

Con nosotros

Nuestro Equipo

17.11.2011 00:00
Contamos con un equipo de profesionales con muchas ganas de ofrecerte los mejores artículos y fotografías online. Desde la más rabiosa actualidad, proyectaremos juntos una nueva forma de informarse más ágil, directa y dinámica. Con una imagen muy actual te ofrecemos una revista donde te será...

Nuestros Clientes

17.11.2011 00:00
Te invitamos a conocer las ventajas de publicitarte en IN-MEDIATIKA: MUY VISUAL Y DE FÁCIL NAVEGABILIDAD Navegar en IN-MEDIATIKA és muy fácil. Con un solo menú, el lector tiene acceso a la sección que más le interese, sin perderse por el camino. Tu producto o negocio se relacionará...