Sé mucho más que uno de 25

Estas fiestas pasadas recibí una carta de deseos bastante original, rezaba: “que todos tus problemas duran tanto tiempo como tus resoluciones de año nuevo”. Es una frase del actor americano Joey Adams. Es verdad que muchos tomamos decisiones tipo dejaré de fumar, o empezaré a hacer ejercicio y antes de que termina el mes de enero nos hemos olvidado de nuestras resoluciones. De hecho un 75% de nosotros nos olvidamos. Sin seguir ninguna pauta podrías ser uno del 25% de personas que sí consiguen sus metas. La llave del éxito está en varios factores, de los que la constancia destaca. Si logramos que nuestras resoluciones terminan formando parte de nuestra rutina, saldremos ganando y podemos lograr aumentar el porcentaje de éxito mucho más.

Según un estudio de la Universidad de Washington, un 63% de las personas estudiadas consiguieron mantener sus promesas de año nuevo a finales de marzo siguiendo unas pautas sencillas. En el estudio el director del centro de estudio de “comportamiento adictivo” de la misma universidad, Alan Marlatt y su asistenta Elizabeth Miller, una psicóloga descubrieron que las resoluciones relacionadas con la salud suelen ser las que más éxito tienen. Cabe destacar que un 60% de los norteamericanos mueren por problemas relacionados con hábitos como fumar, falta de ejercicio físico o obesidad. Según Miller, “la clave del éxito es la confianza de la persona en que el o ella pueda hacer el cambio que se propone y la constancia.” Miller añade que “las resoluciones son un proceso, no un esfuerzo único de cambiar una costumbre, que ofrezca la posibilidad a las personas de dejar atrás hábitos nocivos. Incluso si logran lo que se propone, la persona tiene que hacer un seguimiento que puede durar años para evitar de recaer en las viejas costumbres.” Para tener éxito, Marlatt, un experto en la materia que lleva más de 20 años estudiando el tema, propone:

1) ¡Piénsalo!

Las resoluciones tomadas a las 23.55 del 31 de diciembre tienen todas las papeletas de ser las primeras en ser olvidadas, algunas incluso el día uno del año nuevo. Piensa con antelación que es que te gustaría conseguir el año nuevo luego apunta tus resoluciones y hazte una lista de pros y contras. Luego planifica cómo lograrlo.

2) Sé realista.

Si te propones perder 30 kilos antes de pascua las posibilidades de lograrlo son nulas y si por casualidad lo consigues es un desastre para tu cuerpo. Nunca deberías perder más de un kilo por semana,  simplemente pierdes líquido: el 70% de tu cuerpo es agua, esencial para la vida celular y orgánica y para que tu cuerpo pueda eliminar toxinas. Y después de estas fiestas, habrá que hacer limpieza… Proponte unas metas que puedes lograr y si de verdad quieres perder mucho peso, ponte en manos de un profesional. Tampoco es bueno hacerte una larga lista de resoluciones, mejor intentar lograr dos o tres cosas, siempre está el año que viene para lograr lo demás…

3) ¡Compártelo!

Con todos las redes que tenemos a mano es fácil compartir tu resolución con tus amigos en facebook o twitter, incluso les puedes ir dando noticias sobre tus progresos. Te animarán en momentos difíciles y te aplaudirán cuando consigues lo que te has propuesto. Es más fácil lograr pequeños hitos para llegar a la meta. Comunica por ejemplo a las personas que viven y trabajan contigo que vas a dejar de fumar, así van prevenidos cuando llegas con un humor de perros y sabrán cómo apoyarte. Cabe destacar que dejar de fumar, aparte de los síntomas habituales de abstención que suelen durar un par de semanas, tiene un punto negativo que pocos saben: el hecho de inhalar (inspirar profundamente) quema unas 300 calorías al día si fumas un paquete diario, por lo que dejando de fumar, estas 300 calorías te vienen de regalo. Cuando te entran las ganas de fumar, opta por masticar un chicle, bebe un vaso de agua o come una fruta. Los dulces y los atracones por ansiedad te harán engordar. Si tu resolución es dejar de fumar este año es aconsejable combinarlo con otra: ¡hacer ejercicio!

4) La constancia es la clave del éxito.

No piensas más allá de hoy: hoy puedes hacer algo, ayer ya pasó y mañana… ¿quién sabe?

Hay varias etapas en el aprendizaje y miles de ejemplos para explicarlo. Pongamos que tu resolución es “salir cada día en patines…” Primero pasamos por una fase de “no se hacerlo” llamada incompetencia inconsciente. Esta es la fase en la que todos estamos antes de proponernos algún reto. Luego llega la fase del “lo intentaré” llamada incompetencia consciente. Me he propuesto salir en patines cada día, pero no se patinar. Después llega la fase de la competencia consciente, ya has ido a comprar los patines, los has probado y llevas el cuerpo lleno de moratones. Esta es la fase donde la gran mayoría falla. “eso es una locura”, “nunca lo lograré”, “eso no es para mí”… Ahora la constancia es clave, si seguimos probando y practicando llegaremos a la fase de la competencia inconsciente. Ahora puedes patinar, disfrutar del paisaje y hablar por móvil todo a la vez, lo has logrado, eres mucho más que uno de 25…

 

Karel Deprez, Quiropráctico - Palma

COSAS MEDIATIKAS

 

Contacto

IN-MEDIATIKA

NOTICIAS ONLINE

Con nosotros

Nuestro Equipo

17.11.2011 00:00
Contamos con un equipo de profesionales con muchas ganas de ofrecerte los mejores artículos y fotografías online. Desde la más rabiosa actualidad, proyectaremos juntos una nueva forma de informarse más ágil, directa y dinámica. Con una imagen muy actual te ofrecemos una revista donde te será...

Nuestros Clientes

17.11.2011 00:00
Te invitamos a conocer las ventajas de publicitarte en IN-MEDIATIKA: MUY VISUAL Y DE FÁCIL NAVEGABILIDAD Navegar en IN-MEDIATIKA és muy fácil. Con un solo menú, el lector tiene acceso a la sección que más le interese, sin perderse por el camino. Tu producto o negocio se relacionará...