Todo cambia para que todo siga igual

Hace poco leí un artículo en el Huffington Post, escrito por el médico Robert A. Kornfeld, acerca de los mitos relacionados con el cuidado de la salud. Hoy en día, la tecnología ha irrumpido en la sanidad de forma espectacular cambiando tanto la forma de diagnosticar las patologías como su tratamiento. Por mucho que estos avances se hayan introducido para beneficiar a pacientes y profesionales, ha habido un incremento importante en los términos enfermedad y mortalidad en nuestra sociedad.

Una de las principales razones es que la forma de hacer las cosas en el fondo no ha cambiado tanto, por mucha tecnología que se haya introducido. El cuerpo humano ha sido desmontado en unidades cada vez más pequeñas con vida propia, configurando un puzzle de miles de piezas que  requiere especialistas cada vez más especializados que saben “más sobre menos”. Hemos olvidado que el cuerpo es un conjunto abrumante de células, órganos, músculos y tejidos, todos ellos dirigidos por el cerebro, a través de la columna y sus vértebras. El futuro de la sanidad no está en la tecnología sino en la prevención y para esto se tiene que pasar de de “cuidar síntomas” a “cuidar la salud”, algo que llevamos 15 años proponiendo en la consulta, por mucho que a veces tenga la sensación de nadar a contracorriente.

Para convertir nuestro sistema sanitario en un sistema de cuidar la salud, es necesario mirar las cosas con ojos críticos, cosa que no gusta siempre, porque a veces la verdad es incómoda  y preferimos agarrarnos a “mitos” que realizar el trabajo duro de introducir cambios.

Mito #1: La tecnología ha mejorado la sanidad

Según el Dr. Kornfeld, cualquier profesional de la salud estaría de acuerdo con que la tecnología introducida en los últimos 30 años ha mejorado la sanidad y la salud de la gente. Avances tecnológicos permiten mirar en el interior del cuerpo con cierta facilidad y hacer intervenciones menos invasivas de las que la gente se recupera más rápidamente. Pero estadísticamente, hay un aumento espectacular en patologías: hay más cáncer, cardiopatías,  problemas respiratorios, hiperactividad, alergias, problemas musculo-esqueletales y neurológicos que nunca. La tecnología ha ayudado en la gestión de estos problemas, pero ha hecho muy poco a nivel de “cuidar la salud”. Sino hubiéramos experimentado un declive en el número de personas que necesitan intervenciones o dependen menos de fármacos para sentirse bien y no ha sido así.

 

 

Mito #2: La inflamación es mala

No hay día en mi consulta que no explique lo siguiente: la inflamación es una respuesta curativa del sistema inmunitario para desintoxicar, reparar y proteger los tejidos bajo estrés funcional (un esguince por ejemplo) o metabólico. Hay dos niveles de inflamación, la inflamación primaria y secundaria: la primaria ocurre continuamente en el cuerpo sin que nos enteremos, y sirve para regenerar o reactivar zonas en el cuerpo bajo estrés (movimientos repetidos, problemas posturales, etc.). La inflamación secundaria suele conllevar dolor por el aumento de presión en la zona ya que se trata de un problema más importante (trauma agudo, estrés repetitivo, reacciones alérgicas, etc.

Por muy simplificada que sea esta explicación, es más fácil de entender que “quitando la inflamación se quita el dolor”, pero se frena el proceso regenerador, alargando el proceso curativo y aumentando el riesgo de intervención. Hay que centrarse en todo el paciente, y no sólo en el dolor que padece. El dolor es como el humo en un fuego, quitando el humo no se apaga el fuego…

Mito #3 – Los fármacos mejoran la salud.

¿Has pensado que todos los fármacos que hoy se retiran del mercado fueron en su día aprobados como seguros para el consumidor? Hace poco conocí a una señora que tomaba 18 pastillas al día, y me dijo “si pudiera las tiraría todas a la basura… me terminarán matando.” Cuando le pregunté como se encontraba, su repuesta fue contundente: “Fatal”. Normal, todo fármaco es para el sistema inmunitario tóxico porque no hay nada en la naturaleza que llegue al sistema digestivo con esta composición química, lo que incrementa la “carga tóxica” del cuerpo,  provocando estrés al hígado y a los riñones que tienen que depurar al sistema de estos tóxicos. Este proceso a su vez produce inevitablemente los efectos secundarios, que en muchas ocasiones son peores que el efecto del fármaco en si, basta con leer el prospecto de cualquier fármaco que se tiene en casa.

En EEUU, el país más consumidor de fármacos del mundo (sólo EEUU consume un 32% de todo fármaco producido en el mundo), se produjo en hecho escalofriante en 2010, por primera vez en la historia, la mayor causa de muerte no fue ni por accidente, ni por asesinato, fue por reaccionas adversas a fármacos, y mató a 238.000 personas, seguido de las cardiopatías y el cáncer. Los fármacos no mejoran la salud, alivian los síntomas que muchas veces cuando se dejan de tomar los fármacos, vuelven.

¿Qué hacer?

Mi meta en mi profesión es educar a la gente en cómo vivir una vida más sana, y no utilizar el dolor como la medida de referencia; un parto duele mucho y la madre está pasando por un proceso natural y no está enferma. Al otro lado están los asesinos silenciosos como las cardiopatías y el cáncer; cuando uno percibe los síntomas en muchas ocasiones, se llega tarde.

La salud depende de tener un sistema que funciona al máximo de sus posibilidades, y se logra a través de la prevención: asegurarse que el sistema funciona al máximo de su capacidad sin interferencias estructurales, químicos o emocionales. Tenemos que convertirnos en proactivos y proteger nuestra salud y la de nuestros hijos: el futuro está en la educación y la prevención: si cuidáramos la columna cómo es debido, nos podríamos ahorrar del 1,7% a  2,1% del PIB que sólo el dolor lumbar genera en España...

 

¡Cuida tu salud, no tus síntomas!

Karel Deprez, Quiropráctico, Palma

COSAS MEDIATIKAS

 

Contacto

IN-MEDIATIKA

NOTICIAS ONLINE

Con nosotros

Nuestro Equipo

17.11.2011 00:00
Contamos con un equipo de profesionales con muchas ganas de ofrecerte los mejores artículos y fotografías online. Desde la más rabiosa actualidad, proyectaremos juntos una nueva forma de informarse más ágil, directa y dinámica. Con una imagen muy actual te ofrecemos una revista donde te será...

Nuestros Clientes

17.11.2011 00:00
Te invitamos a conocer las ventajas de publicitarte en IN-MEDIATIKA: MUY VISUAL Y DE FÁCIL NAVEGABILIDAD Navegar en IN-MEDIATIKA és muy fácil. Con un solo menú, el lector tiene acceso a la sección que más le interese, sin perderse por el camino. Tu producto o negocio se relacionará...